Split de Amazon: ¿Qué significa?

El gigante minorista se une a Alphabet, Apple y Tesla en la división de sus acciones. Le explicamos cómo funciona.

Ruth Saldanha 10/03/2022
Facebook Twitter LinkedIn

Amazon

No es la primera vez que Amazon divide sus acciones. La compañía realizó un split de 2 por 1 en 1998 y 1999, junto con un segundo split en 1999 de 3 por 1.

Amazon sigue los pasos de otras grandes empresas tecnológicas y de consumo que han dividido sus acciones. En febrero, Alphabet (GOOGL), la empresa matriz de Google, también anunció planes para una división de acciones de 20 a 1. En 2020, tanto Apple (AAPL) como Tesla (TSLA) anunciaron divisiones de acciones.

 

¿Cómo funciona?

En pocas palabras, una división o un slip de acciones es exactamente lo que parece. Una acción se divide en varias acciones. Pero no se preocupe. El valor de su inversión es el mismo, sólo que en trozos más pequeños.

Piense en ello como en una tableta de chocolate. Su gran tableta de chocolate se divide en múltiples trozos del tamaño de un bocado. Sigue teniendo la misma cantidad de chocolate, pero en trozos más pequeños.

Del mismo modo, en una división de acciones, es muy importante recordar que el precio de la acción también se reduce. Por ejemplo, si el consejo de administración de una empresa anuncia un desdoblamiento de 2 por 1, usted obtendrá una acción adicional por cada acción que posea, pero el precio de la acción se reducirá a la mitad. En este ejemplo de división 2 por 1, si usted tenía una acción de la empresa X a 10 dólares por acción, ahora tiene dos acciones de la empresa X a 5 dólares por acción.

Esto no significa que las acciones se hayan abaratado. Los fundamentales de la empresa y el precio de las acciones no han cambiado. Siguiendo con la analogía de la barra de chocolate, después de romper la barra en trozos más pequeños, se tienen trozos más pequeños de chocolate, no más chocolate en general.

 

Pero, ¿por qué?

¿Por qué las empresas anuncian desdoblamientos de acciones? Las divisiones de acciones son una forma de que las empresas aumenten su liquidez general.

La liquidez es la facilidad con la que los inversores pueden comprar o vender acciones en bolsa. Cuanto menor sea el importe en dólares de cada acción, menor será el número de acciones que necesitará incluso el inversor más pequeño para comprar o vender esas acciones.

En la mayoría de los casos, las empresas realizan desdoblamientos de acciones cuando el precio de la acción ha subido significativamente, sobre todo en relación con los compañeros de bolsa de la empresa. Si el precio de la acción se hace más asequible para los inversores más pequeños, cabe suponer razonablemente que participarán más inversores, por lo que la liquidez general de la acción también aumentaría.

Pero recuerde esto con las divisiones de acciones: aunque el número de acciones en circulación cambie, y aunque el precio de cada acción cambie, la capitalización bursátil global de la empresa sigue siendo la misma. El valor de la empresa no aumenta cuando se produce una división, por lo que el valor de sus acciones, sus participaciones, tampoco cambia.

Tomemos el ejemplo de Alphabet. Cerró el martes 1 de febrero a 2.572,88 dólares. Muchos inversores no podrían invertir en Alphabet, porque no tienen 2.500 dólares para invertir en una acción de una empresa. Ahora bien, si el desdoblamiento de acciones se produjera a partir del cierre del martes, el coste de cada acción pasaría de 2.572,88 dólares a 128,64 dólares, y cada poseedor actual obtendría 19 acciones adicionales por cada acción que posea. Un precio de la acción de 128 dólares y pico sería mucho más manejable.

Esto es especialmente cierto ahora que cada vez más inversores tienen acceso a plataformas de negociación de bajo coste. Comprar y vender acciones es ahora más fácil que nunca, y para muchos inversores estas divisiones recientes podrían ser un punto de entrada en empresas que han admirado durante mucho tiempo.

Dicho esto, estos recientes desdoblamientos parecen superfluos, ya que la mayoría de las plataformas de corretaje permiten ahora negociar con fracciones de acciones. Quizá la psicología de poseer al menos una acción entera esté en juego en las decisiones de las empresas.

"Cuando miramos a una empresa como Apple y observamos estrictamente el valor de una inversión inmediatamente después de un desdoblamiento de acciones, realmente no hay un patrón discernible en el cambio de riqueza. Lo que sí es perceptible es el volumen de negociación de la acción, que podría atribuirse al flujo de noticias", afirma el director de Investigación de Inversiones de Morningstar Canadá, Ian Tam. "Dicho esto, para los inversores a largo plazo en una acción, un desdoblamiento de acciones (o un desdoblamiento inverso) realmente no afecta al valor fundamental de la empresa o a la riqueza de su bolsillo".

 

¿Cambia la empresa?

En absoluto. Las divisiones de acciones no alteran los fundamentos de la empresa de ninguna manera, aparte de los aumentos de precio a corto plazo que hemos descrito anteriormente. Tampoco hay perjuicio en este sentido si la acción no se divide.

 

Lo opuesto a un split de acciones

Lo contrario de una división de acciones es una división inversa de acciones.

En el caso de la división inversa de acciones, la empresa divide el número de acciones que poseen los inversores, en lugar de multiplicarlas. Como resultado, el precio de las acciones aumenta.

Por ejemplo, si usted posee 10 acciones de la empresa X a 10 dólares por acción, y la empresa anuncia un desdoblamiento inverso de acciones 1 por 2, acabará poseyendo cinco acciones de la empresa X a 20 dólares por acción. Por lo general, los desdoblamientos inversos son anunciados por empresas que tienen precios bajos de las acciones y quieren aumentarlos.

Puede pensar que los splits inversos son una mala noticia para la empresa, pero no siempre es así. Uno de los ejemplos más famosos de desdoblamiento de acciones es Citigroup (C). El precio de sus acciones cayó por debajo de los 10 dólares durante la crisis financiera mundial de 2008 y se mantuvo ahí, por lo que en 2011 el consejo de Citigroup decidió hacer un split inverso de 1 por 10. El split llevó el precio de 4,50 dólares por acción a 45 dólares por acción. La empresa -y las acciones- sobrevivieron y ahora cotizan en torno a los 55 dólares por acción (a 9 de marzo).

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Ruth Saldanha

Ruth Saldanha  es senior editor para Morningstar.ca

 
 

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings