¿Qué debe incluir en su presupuesto?

Llevar la cuenta de sus gastos mensuales puede no ser divertido, pero le ayuda a alinear sus gastos con sus prioridades y objetivos financieros.

Sara Silano 08/07/2021
Facebook Twitter LinkedIn

budget

Tanto si se trata de una gran empresa que intenta cuadrar sus cuentas como de una persona joven que ahorra para sus próximas vacaciones, todo el mundo necesita hacer un presupuesto. En pocas palabras, un presupuesto es una estimación de los ingresos y gastos futuros durante un periodo de tiempo determinado. Es fácil de decir, pero difícil de hacer, porque nunca es divertido tener que limitar sus gastos. Al fin y al cabo, todos queremos gastar lo que ganamos. La gratificación instantánea es mucho más atractiva que la gestión del dinero a largo plazo. Y, por supuesto, la elaboración de un presupuesto conlleva compromisos. Por ejemplo, en lugar de comprar una casa, puede que tenga que conformarse con un apartamento para poder pagar el coche más rápido.  

Según Christine Benz, directora de finanzas personales de Morningstar, todos necesitamos un presupuesto, independientemente de nuestra edad, etapa de la vida o ingresos. La clave de un presupuesto es que nos permite alinear nuestro gasto con nuestras prioridades", dice. 

¿Qué hay en un presupuesto?

En primer lugar, haga una lista de sus gastos actuales, tanto fijos como variables, y de sus fuentes de ingresos. Algunos ejemplos de gastos fijos son la hipoteca o el alquiler, el préstamo del coche, los impuestos, los pagos de la tarjeta de crédito, la comida, los servicios públicos y el cuidado de los niños. El cuidado personal (cortes de pelo, cuotas de gimnasio, etc.), comer fuera, el entretenimiento son ejemplos de gastos discrecionales, cosas que no necesita pero que quiere. Las fuentes de ingresos son el sueldo, la pensión, los intereses y los ingresos por inversiones. 

Necesidades y deseos

Puede controlar fácilmente sus gastos e ingresos mensuales puede utilizar una hoja de cálculo. Al registrar sus gastos y fuentes de ingresos, es importante distinguir entre una "necesidad" y un "deseo". Las necesidades cubren el sustento y lo esencial. Los antojos son cosas que uno quiere, pero que no son esenciales. Una regla básica para elaborar un presupuesto es dividir los ingresos después de impuestos en tres categorías:

 

- 50 por ciento para satisfacer sus necesidades

- 30 por ciento para satisfacer sus deseos

- 20 por ciento para el ahorro.

 

El presupuesto 50/30/20 fue desarrollado por Elizabeth Warren en su libro All Your Worth: The Ultimate Lifetime Money Plan. ("Todo lo que vale: el plan de dinero definitivo para toda la vida")

Distinguir entre una "necesidad" y un "deseo" en sus gastos depende enteramente de usted. Una buena regla general es pensar en sus necesidades como las cosas en las que tiene que gastar dinero cada mes (gastos fijos). Los antojos son las cosas que le hacen disfrutar de la vida (gastos variables). Los ahorros incluyen sus inversiones en fondos, ETFs, productos de seguros, fondos de pensiones, etc. Le permite alcanzar sus objetivos financieros.

Un proceso realista y con visión de futuro

El proceso de elaboración del presupuesto debe comenzar con una revisión cuidadosa de los gastos discrecionales del último mes. Benz sugiere ser "previsor" y "realista" al evaluar sus gastos variables. Por ejemplo, puede que haya gastado mucho dinero en restaurantes este mes. Pero si ponerse en forma está en su lista de prioridades personales, puede ajustar su presupuesto para reducir sus gastos en restaurantes y aumentar los de alimentación, de modo que pueda comer de forma saludable en casa. Sin embargo, es poco realista hacer un presupuesto sin planificar las comidas con los amigos.   

El siguiente paso es prestar toda la atención a los gastos fijos. "Estos artículos son esenciales, pero puedes acomodarlos", dice Benz. Algunas áreas en las que puede recortar los gastos fijos son la comida, la ropa, los pagos de la hipoteca (si la refinanciación es una opción), los servicios de telecomunicaciones y los servicios públicos. Recuerde que su objetivo no sólo debe ser equilibrar su presupuesto familiar, sino también aumentar la cantidad que ha reservado para el ahorro y las inversiones cada mes.

No olvides el presupuesto

Por último, elabore un plan para poder comparar sus gastos reales con su presupuesto en cualquier momento. "Uno de los mayores errores que comete la gente cuando hace un presupuesto es meterlo en un cajón en cuanto está hecho", dice Benz.     

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Sara Silano

Sara Silano  è caporedattore di Morningstar in Italia

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings