20 años de Morningstar en España

Hace 20 años Morningstar desembarcaba en nuestro país. Estas son algunas herramientas que introdujo en beneficio de los inversores.

Fernando Luque 15/05/2021
Facebook Twitter LinkedIn

Rating y Style Box

El pasado 14 de mayo cumplí 20 años en Morningstar. Echando la mirada atrás, hay cosas que han cambiado de forma sustancial la vida de los inversores. Cuando Morningstar desembarcó en nuestro país, la propuesta que traía para los inversores era clara: unas herramientas online para que éstos pudieran seleccionar mejor sus fondos de inversión y construir carteras que se adaptaran a sus necesidades. Hoy en día, buscar información sobre fondos de inversión es bastante sencillo. Pero hace 20 años, no lo era tanto. La información procedía básicamente de las propias gestoras. Ojo, no quiero decir que la información que publican las gestoras no tiene valor. Lo tiene, indiscutiblemente. Pero poder comparar las rentabilidades de los fondos se hizo (eso espero) mucho más fácil con la llegada de Morningstar.

Trajo básicamente dos herramientas que se han convertido en esenciales para los inversores. La primera fue el rating Morningstar, más conocido como rating de estrellas. Tengo que decir que para la compañía el rating de estrellas no es, desde luego, el más importante para los inversores, o, por lo menos, consideramos que no se debe utilizar como único criterio a la hora de seleccionar un producto. El rating Morningstar siempre ha sido muy criticado. Y no entiendo por qué. Se le critica porque sólo mira al pasado y es fácil encontrar fondos que han tenido un buen rating en el pasado que lo han hecho mal posteriormente. El rating Morningstar nunca pretendió ser una herramienta predictiva del comportamiento futuro. Se trata simplemente y llanamente de una valoración relativa de la rentabilidad y riesgo pasados del fondo. Estoy convencido de que, si el rating Morningstar no existiera, los inversores utilizarían alguna medida de la rentabilidad y del riesgo que ha mostrado el fondo en el pasado. Pero, a mi modo de ver, el rating Morningstar tiene una característica (poco comentada) que le da un valor especial. Para calcularlo medimos la rentabilidad y el riesgo de un fondo contra todos los fondos de su misma categoría que se distribuyen en toda Europa.  

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis
Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2021 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookies