Diversidad de Género: cuestión de valores y rentabilidad

Las empresas comprometidas con la igualdad de género no sólo promueven los derechos humanos, sino que también están maximizando el valor para los accionistas.

Dan Lefkovitz 08/03/2021
Facebook Twitter LinkedIn

Women in finance

Mientras la pandemia de coronavirus se prolonga, las mujeres trabajadoras siguen sufriendo. Las recesiones suelen afectar más a los hombres porque están sobrerrepresentados en áreas económicamente sensibles, como la industria. Pero los cierres de la sociedad y de las escuelas para evitar la transmisión del coronavirus han afectado más a las mujeres. Según la Organización Internacional del Trabajo: "Las mujeres están empleadas de forma desproporcionada en sectores gravemente afectados, como los servicios, la hostelería y el turismo, y también se ven afectadas por el desplazamiento de la actividad económica a la esfera doméstica, donde soportan la mayor parte de los crecientes niveles de trabajo de cuidados no remunerado".

En muchos países, las mujeres verán desbaratadas sus trayectorias profesionales y la brecha salarial de género se ampliará como consecuencia de la pandemia. En Estados Unidos, casi 2,2 millones de mujeres abandonaron la población activa entre febrero y octubre de 2020, según el National Women's Law Center. Un estudio realizado en Japón por el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Tokio revela que las mujeres han sufrido un impacto económico tres veces mayor que los hombres.

Se trata de una cuestión tanto de igualdad como de economía. El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 de las Naciones Unidas describe la igualdad de género como un "derecho humano fundamental" y como la "base de un mundo próspero". Las sociedades que aprovechan todo el potencial de su población son más competitivas y las empresas que promueven la igualdad de género pueden obtener mejores resultados, según investigaciones de McKinsey y Credit Suisse. La "diversidad cognitiva", que resulta de la mezcla de orígenes y perspectivas, mejora la toma de decisiones.

El Morningstar Women's Empowerment Index destaca las empresas comprometidas con la igualdad de oportunidades y el acceso. El análisis del índice revela que la "inversión con perspectiva de género" tiene que ver tanto con los valores como con el valor para el accionista.

 

Indexación de la diversidad de género

Una buena investigación sobre la diversidad y la inclusión va más allá de las cifras. Aunque es importante contar con el número de mujeres representadas en los distintos niveles de la plantilla de una empresa, las políticas y las prácticas también son fundamentales. Para medir la diversidad de género a nivel de empresa, Morningstar se ha asociado con la empresa de investigación especializada Equileap, cuya Puntuación de Igualdad de Género evalúa a las empresas según 19 criterios en cuatro amplias categorías:

1) Equilibrio de género en la dirección y la plantilla

2) Compensación equitativa y equilibrio entre vida y trabajo

3) Políticas de promoción de la igualdad de género

4) Compromiso, transparencia y responsabilidad

 

Equileap también examina el historial legal de una empresa en materia de discriminación por razón de sexo y acoso sexual. Esto garantiza que los ejecutivos inteligentes no se limiten a retocar los números, a decir lo correcto y a elaborar políticas que parezcan buenas sobre el papel.

El índice Morningstar Women's Empowerment se centra en 200 valores estadounidenses de gran y mediana capitalización seleccionados por su puntuación en materia de igualdad de género. El índice está diseñado como una exposición de renta variable básica que ofrece un perfil de rentabilidad/riesgo similar al de su segmento de mercado. Por lo tanto, los componentes calificados se ponderan por su capitalización, minimizando la rotación y maximizando la liquidez. Las ponderaciones sectoriales también se mantienen dentro de los 2 puntos porcentuales de la ponderación del mercado. Esto no sólo reduce la desviación, sino que reconoce que la dinámica relacionada con la diversidad y la inclusión puede diferir según el sector.

Podemos examinar las ponderaciones sectoriales del Morningstar Women's Empowerment Index para comparar las prácticas de género en las distintas áreas de la economía. A finales de diciembre de 2020, el índice mantenía una ponderación superior a la del mercado en los siguientes sectores:

- Sanidad

- Consumo defensivo

- Servicios financieros

Mientras tanto, el índice mantenía una ponderación por debajo del mercado en:

- Tecnología

- Industriales

- Materiales básicos

 

La infraponderación en tecnología ha perjudicado el rendimiento en relación con el mercado desde el lanzamiento del índice a mediados de 2018. Algunos de los valores energéticos del índice también restaron rentabilidad. Y era difícil seguir el ritmo del mercado si no se tenía Tesla, que ha experimentado una meteórica revalorización de sus acciones, pero no pasó el corte en los criterios de igualdad de género.

 

Diversidad de género para dar valor al accionista

Sin embargo, mirando a largo plazo, es alentador comprobar que el índice tiende a seleccionar empresas con ventajas competitivas y balances más saludables que sus equivalentes en el mercado. El Modelo de Riesgo Global de Morningstar puede utilizarse para medir la exposición del índice a varios factores, o fuentes de rentabilidad. Según el siguiente gráfico, el índice tiene una mayor exposición que su índice de referencia a los factores Economic Moat y Financial Health. El Economic Moat es una medida de la ventaja competitiva sostenible asignada por los analistas de renta variable de Morningstar, extendida por un algoritmo para ampliar la cobertura. Morningstar ha observado que las carteras con una fuerte exposición a los factores económicos, o a la calidad de las empresas, ofrecen una mayor protección contra las caídas.

El Fnantial Health utiliza datos cuantitativos para evaluar la solidez de la posición financiera de una empresa. Clasifica a las empresas en función de la probabilidad de que sufran problemas financieros, teniendo en cuenta el apalancamiento y la volatilidad de las acciones. Las puntuaciones más altas implican una mayor salud financiera y, por tanto, un menor riesgo de quiebra.

 

Women Empowerment Index Risk Factors

 

¿Cuáles son algunos de los componentes del índice que obtienen una buena puntuación en materia de igualdad de género y que también contribuyen a la fuerte exposición del índice a la calidad empresarial y la salud financiera?  

 

  • Eli Lilly es una empresa del sector de la salud que tiene un peso significativamente mayor en el índice que en su equivalente del mercado general. Lilly obtiene una buena puntuación en cuanto a la diversidad de género en su consejo de administración, en los rangos ejecutivos, en el nivel directivo y en la plantilla. La empresa también cuenta con sólidas políticas de permiso parental y hace hincapié en la diversidad de género dentro de su cadena de suministro. Morningstar considera a Lilly como una empresa "Wide Moat" como resultado de una de las líneas de desarrollo de medicamentos más sólidas del sector.
  • Verizon Communications también recibe un peso muy superior al del mercado en el índice debido a sus prácticas de género. Al igual que Lilly, Verizon puede presumir de una fuerte representación femenina en todos los niveles de la plantilla. La empresa de telecomunicaciones, que recibe una calificación de foso estrecho por la fortaleza de su negocio de telefonía móvil y la naturaleza oligopolística de su sector, también obtiene una buena puntuación en materia de igualdad salarial. Verizon tiene políticas sólidas en lo que respecta a la igualdad de oportunidades, el abuso de los empleados y la diversidad de la cadena de suministro.
  • General Mills es una de las empresas de consumo defensivo que está sobrerrepresentada en el índice por sus prácticas de género. El consejo de administración de la empresa es muy diverso desde el punto de vista del género, al igual que la plantilla en general. Los permisos parentales y el trabajo flexible también contribuyen a una cultura inclusiva. Aunque los cambios en los gustos de los consumidores han obligado a la empresa a cambiar, mantiene una ventaja competitiva gracias al valor de su marca y a su estatus preferente entre los minoristas, en opinión de los analistas de Morningstar.

 

Mientras tanto, cuando el índice Morningstar Women's Empowerment reajustó su composición en diciembre de 2020, varias empresas no fueron incluidas debido a problemas legales relacionados con la discriminación de género y el acoso sexual. Entre ellas se encontraban:

 

  • JPMorgan Chase
  • Hewlett Packard
  • Walmart

 

Con solo 200 integrantes, el índice está obligado a dejar de lado a algunas empresas de alto nivel. Pero la preferencia del índice por empresas de alta calidad y financieramente sanas lo posiciona bien a largo plazo. A medida que crece la economía del conocimiento, el capital humano es cada vez más importante para el éxito de las empresas. Las empresas que se toman en serio la diversidad de género están maximizando el potencial de su plantilla y también se benefician de ello.

Estos resultados apoyan la conclusión de que la inversión en la diversidad de género no es sólo para hacer del mundo un lugar mejor. También se trata de rentabilidad y riesgo. Las empresas comprometidas con la igualdad de género no sólo promueven los derechos humanos. También están maximizando el valor para los accionistas.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Dan Lefkovitz  Dan Lefkovitz is Strategist, Indexes Product Management. 

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings