Mi cartera personal: apuesta por el sector energético

Ayer di orden de venta de mi posición en el ETF de renta fija USA y compré un ETF de energía. Estos son los motivos de mi decisión.

Fernando Luque 05/01/2021
Facebook Twitter LinkedIn

Nota: Este artículo no constituye una recomendación de compra o de venta de los productos mencionados. No soy asesor financiero. Las ideas mencionadas son ideas personales y no tienen por qué coincidir con la opinión de Morningstar.

 

Allá por el mes de mayo, cuando compré este ETF, escribía lo siguiente: “creo que la recesión que vamos a sufrir a nivel mundial tendrá como consecuencia una deflación a corto plazo. A medio plazo no estoy tan seguro de que esta afirmación e, incluso, pienso que no es descartable una reactivación de la inflación, pero eso lo dejaremos para más adelante. En el horizonte cercano lo más probable es que tengamos deflación o, por lo menos, una inflación muy baja (que ya la teníamos antes de la pandemia)”. Puede que haya tenido razón, pero, como se suele decir, en inversiones lo importante no es tener razón sino ganar dinero. Es lo único que cuenta. Y lo que cuenta ahora es que se están oyendo ruido de tambores de subida de inflación que han hecho que los tipos americanos hayan subido y afectado negativamente a los bonos a largo plazo.

Creo efectivamente que vamos a tener un repunte de la inflación al calor de la recuperación que tendremos una vez que el proceso de vacunación esté a pleno rendimiento. No hace falta que estemos todos vacunados para sentir el efecto de la inflación. Ya estamos en ello sino mire las rentabilidades que han conseguido las principales materias primas en el 2020. Todas con doble dígito, salvo el petróleo, pero denle tiempo; en algunos meses ya compararemos su precio con los mínimos del mes de marzo y ahí el efecto será explosivo.

También razonaba lo siguiente en cuanto a la opción de invertir en dólares: “el dólar se suele fortalecer en periodos de crisis. Como esta crisis no se ha resuelto, creo que el dólar seguirá fortaleciéndose, sobre todo frente a las divisas emergentes, pero también frente al euro (que tiene que resolver sus propios problemas de deuda y de déficit de los países del sur de Europa, España e Italia en particular)”. Otro fallo. Desde entonces el dólar se ha fortalecido frente al euro.

Honestamente no sé lo que hará el dólar frente al euro, pero la tendencia se ha girado a la baja. Y es un hecho que hay que tomar en cuenta. Por eso, también he decidido vender el ETF de bonos americanos.

 

Compro un ETF sobre el sector energético

Ayer también compré un ETF sobre el sector energético europeo. El Lyxor Stoxx Europe 600 Oil & GasLa apuesta por el sector energético tiene varios argumentos. Primero, el sector está muy infravalorado. No lo digo yo. Lo dicen nuestros analistas del sector. Pueden equivocarse, por supuesto, pero una cosa está clara: saben mucho más del sector energético que yo y ven valoraciones atractivas tanto en las compañías europeas como en las americanas. De hecho, es el sector más infravalorado tanto en Europa como en Estados Unidos. Para Europa, calcula cada mes un barómetro dónde podéis ver las valoraciones de los principales sectores. Podéis verlo aquí. Y para Estados Unidos, podéis utilizar nuestro Barómetro Global para sacar esta tabla (los datos corresponden al 4 de enero). ¡El único sector infravalorado es el de energía!

 

Tabla Valoraciones Sectores USA

 

Por otra parte, pensando en cómo será el mundo después de la pandemia, no hay que ser adivino para ver que la gente retomará (con algunos cambios, eso sí) poco su nivel de actividad de antes de la crisis. Es un factor que, en teoría, debería favorecer a los sectores que más castigo han recibido y, entre ellos, se encuentra el sector energético.

Además de las valoraciones, me gusta analizar la acción del precio y estamos en un nivel clave importante para el sector. El gráfico representa el sector europeo, pero lo mismo podemos decir del sector a nivel mundial.

Me pueden decir que es tarde para comprar, que habría que haber comprado en mayo o en noviembre del año pasado. Sí. También me hubiera gustado comprar el Bitcoin en el 2015 cuando estaba a 200 dólares o Amazon cuando cotizaba en el 2001 a menos de 10 dólares. No hay que pensar en el pasado sino mirar las oportunidades del momento.

 

Gráfico del índice Stoxx Europe 600 Oil and Gas

 

Ahora bien, ¿Por qué el Lyxor Stoxx Europe 600 Oil & Gas y no otro ETF? La razón es simple. Quería reducir mi exposición al dólar estadounidense (ya tengo exposición al billete verde vía el ETF sobre el oro) y este ETF invierte exclusivamente en valores europeos. Es de acumulación, cotiza en euros, tiene buena liquidez y es uno de los más barato que ofrece mi entidad.

 

 

 

 

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2022 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings