¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

Barómetro Morningstar Europeo Activo/Pasivo (Diciembre 2018)

Los gestores activos sobrevivieron y superaron a la media de sus competidores pasivos en sólo 3 de las 49 categorías Morningstar.

Morningstar 13/02/2019

El Barómetro Morningstar Europeo Activo/Pasivo es un informe semestral que mide el rendimiento de los fondos activos domiciliados en Europa frente a sus homólogos pasivos en sus respectivas categorías Morningstar.

El Barómetro Activo/Pasivo utiliza varias formas únicas para medir el éxito de los gestores activos:

 

  • Evalúa los fondos activos no en función de un índice sin coste, sino de una combinación de fondos pasivos reales. De este modo, el "benchmark" refleja la rentabilidad real, neta de comisiones, de los fondos pasivos.
  • Evalúa los fondos activos en función de la categoría a la que pertenecen al inicio del período para simular mejor los fondos que un inversor habría tenido que elegir en ese momento.
  • Analiza la evolución de una unidad monetaria media invertida en los distintos tipos de fondos activos en comparación con la misma inversión en productos pasivos.
  • El Barómetro Activo/Pasivo abarca aproximadamente 10.200 fondos activos y pasivos domiciliados en Europa que representan aproximadamente 2,8 billones de euros en activos, es decir, alrededor de un tercio del total del mercado europeo de fondos.
  • En conjunto, el Barómetro Activo/Pasivo es un instrumento de medición útil que puede ayudar a los inversores a calibrar mejor las probabilidades de éxito con fondos activos en diferentes áreas, basándose en las tendencias recientes y en la historia a largo plazo.

 

Principales conclusiones del estudio

 

  • Las tasas de éxito a largo plazo de los stock-pickers europeos son bajas. La mayoría de los gestores activos sobrevivieron y superaron a la media de sus competidores pasivos en sólo 3 de las 49 categorías Morningstar que examinamos durante los últimos 10 años hasta diciembre de 2018.
  • Las tasas de éxito de los gestores activos disminuyeron durante el período de un año a diciembre de 2018, en comparación con el período de un año finalizado en junio de 2018.
  • Durante los 10 años hasta diciembre de 2018, las tasas de éxito de los gestores activos fueron de menos del 25% en casi dos tercios de las categorías analizadas.
  • Las tasas de éxito a 10 años de los fondos activos en las categorías de renta variable más importantes (medidas por los activos bajo gestión) se encuentran entre las más bajas de todas las categorías que hemos examinado. Un pequeño porcentaje (entre el 9,3% y el 31,6%) de los gestores ha logrado un éxito a largo plazo en las categorías de renta variable europea de gran capitalización, renta variable global y mercados emergentes globales. El mismo resultado parcial se repite en las dos categorías más grandes de países ex-europeos: la de gran capitalización de EE.UU. y la de Japón, en las que los gestores activos alcanzaron tasas de éxito de sólo el 9,5% y el 13,7%, respectivamente.
  • A los gerentes activos les fue mejor en algunas categorías que en otras. Por ejemplo, los gestores británicos de mediana capitalización han continuado su racha de victorias. Dos tercios de los fondos activos disponibles para los inversores en esta categoría hace 10 años sobrevivieron y superaron a la media de los competidores pasivos durante la década siguiente. Del mismo modo, las tasas de éxito en la categoría de pequeña y mediana capitalización de Suiza aumentaron del 46,9% a algo más del 50,0%.
  • La única categoría de renta fija en la que la mayoría de los gestores activos superaron a sus rivales pasivos es la de los bonos corporativos en euros, en la que la tasa de éxito a 10 años de los fondos activos se elevó del 44,4% al 59,5%.
  • Las tasas de supervivencia están correlacionadas positivamente con las probabilidades de éxito. Uno de los mayores factores del fracaso de los fondos activos es su incapacidad para sobrevivir, que a menudo es resultado de una mediocre rentabilidad.
  • La comparación de las tasas de mortalidad entre los fondos activos y pasivos muestra que estos últimos han tenido mejores probabilidades de supervivencia a largo plazo. El contraste es más marcado durante períodos de observación más largos.

 

 

Nota: La información utilizada en este artículo ha sido extraída de nuestra plataforma para inversores profesionales Morningstar DirectSi es inversor profesional y quiere saber más sobre Morningstar Direct haga clic aquí

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar  

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies