¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.es! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

Consejos a tener en cuenta para conseguir una renta

Si quiere conseguir ingresos regulares, tenga en cuenta los siguientes aspectos

Fernando Luque 22/10/2018

El dividendo o el cupón no son las únicas opciones

Los inversores a menudo confunden la búsqueda de ingresos como estrategia de inversión con una inversión realizada con el objetivo de conseguir un flujo de ingresos. Como en toda inversión habrá que buscar el equilibrio entre el nivel de ingresos deseado y el nivel de riesgo de la inversión que uno está dispuesto a asumir para lograrlo.

Cuando se trata de invertir para obtener una renta de ingresos regulares, contar con los activos tradicionalmente generadores de rendimiento, como el pago de dividendos de acciones o fondos o cupones de bonos no es la única opción disponible. Los inversores también pueden aumentar la exposición a inversiones con crecimiento de capital y luego realizar reembolsos regulares para conseguir una renta.

La inflación y la erosión del capital

Tenga en cuenta el impacto de la inflación y la rentabilidad real sobre sus inversiones, en lugar de la rentabilidad nominal. Puede parecer demasiado fácil invertir en un activo que de una rentabilidad anual y olvidar el nivel de erosión de los ingresos que la inflación puede infligir a esa rentabilidad. Como lo saben muy bien los ahorradores, en un entorno inflacionario los tipos de interés de cuentas bancarias pueden producir rentabilidades reales negativas. Puede ser difícil elegir entre mantener el dinero en efectivo aceptando la erosión del capital o exponer el dinero a unos mayores niveles de riesgo de inversión. Por lo tanto, los inversores conservadores tienden a ser los más propensos a sufrir en un entorno inflacionario donde los tipos de interés se mantienen en niveles bajos.

El impacto fiscal

El impacto fiscal es uno de los mayores retos que afrontan los inversores que buscan rentas. Por ejemplo, desde el año 2015, ya no existe la exención de los primeros 1.500 euros cobrados en dividendos de acciones, que era uno de los incentivos para invertir directamente en acciones individuales. En cuanto a los tipos de gravamen del ahorro son los siguientes: las ganancias hasta 6.000 euros tributa (de momento) al 19%; entre 6.000 y 50.000 euros, al 21%; a partir de 50.000 euros el tipo es del 23%.

Estos mismos tipos impositivos son los que se aplican a los cupones pagados por los bonos y obligaciones.

La importancia de la diversificación

En el pasado, depósitos bancarios, letras del Tesoro o bonos del estado eran los productos preferidos para aquellos que querían conseguir una renta. Hoy en día los productos recomendados incluyen fondos de acciones y fondos de bonos corporativos o high yield. Diversificar entre esas clases de activos es fundamental para controlar el riesgo, así como tener en cuenta las eventuales correlaciones entre ellas.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies