¿Qué hacer en momentos de pánico del mercado?

Le damos cinco consejos para actuar en momentos de pánico del mercado

Fernando Luque 24/06/2016
Facebook Twitter LinkedIn

Nota: En esta ocasión el pánico ha venido por el Brexit. Pero publicamos este mismo artículo cuando se desplomaban las acciones chinas y las dudas sobre la subida de tipos de interés en Estados Unidos allá por el mes de septiembre del año pasado. No importa el motivo.

Cuando ocurren estos eventos, algunos inversores sienten la obligación de actuar.  Sin embargo, reaccionar sin pensar es la mejor manera de cometer errores y comprometer su gestión financiera.

Le proponemos cinco pasos a seguir para estar preparado y actuar con sentido.

Revise su distribución de activos y su nivel de liquidez.

Si su cartera es una fuente de ingresos, debe asegurarse de que el nivel de liquidez es adecuado en relación con sus gastos, al menos en el corto y mediano plazo. Si tiene que reequilibrar su cartera para obtener efectivo, puede hacerlo, pero de una manera disciplinada. Venda acciones que han evolucionado más allá de sus objetivos, por ejemplo, y no venda indiscriminadamente simplemente porque las cotizaciones han caído.

Piense en su plan de inversión a largo plazo.

Si usted no necesita dinero con urgencia, lo mejor es no actuar, a menos que sus posiciones estén demasiado alejadas de sus objetivos. Si cambia fuertemente su distribución de cartera, sus objetivos a largo plazo también cambian. Antes de actuar, pregúntese si su nueva cartera le permitirá alcanzar sus metas a 10, 20 o 30 años. Aquellos que preparan, por ejemplo, su jubilación, deben tener una parte de su cartera en acciones para alcanzar sus metas financieras.  En el corto plazo esto crea volatilidad, pero ése es el precio a pagar para conseguir un rendimiento envidiable en el largo plazo.

Nunca olvide las valoraciones

Recuerde que cuando se produce una corrección, el margen de seguridad para mantener acciones aumenta, lo cual es una buena noticia para los inversionistas a largo plazo. En general, los movimientos de pánico son buenas oportunidades para comprar acciones a bajo precio, siempre que uno tenga una idea clara del valor razonable de lo que compra.

Prepárese para cazar oportunidades

Cuanto más alto sea el descuento respecto al precio objetivo de un título de calidad (con una ventaja competitiva alta o media), mayor será la oportunidad de inversión. Una corrección puede ofrecer la posibilidad de comprar títulos de calidad a buen precio. Sin embargo, debe recordar que para los valores de calidad, el descuento ofrecido de momento (salvo si llegamos a pánicos como los del 2008 o 2011) no es muy importante, por lo que debemos ser cautos y ser muy selectivos.

 

Si le gana el estrés, rebaje la presión

Disponer de una válvula de seguridad es útil cuando realmente no puede soportar la presión del mercado. Vender 5% de su cartera de acciones para disponer de dinero en efectivo puede ser una solución. Esto aliviará la presión, al mismo tiempo que no cederá al pánico vendiendo la totalidad de sus posiciones. No mirar las pantallas o las informaciones financieras también puede ayudar a evitar el ruido del mercado. Por último, recuerde que las fases de corrección son recurrentes en los mercados financieros.

Facebook Twitter LinkedIn

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

© Copyright 2023 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookie Settings        Aviso Legal