La bola de cristal: Previsiones de Financière de l'Échiquier para 2016

En esta sección recogeremos las previsiones de las principales casas de análisis para el año 2016

External Writer 28/12/2015
  • En un universo de tipos de interés bajos adverso para el crédito y los bonos soberanos, seguimos siendo positivos en la renta variable
  • El buen comportamiento de la renta variable europea seguirá siendo relevante en el año 2016 con sólidos factores de apoyo en la zona euro
  • En un entorno volátil, solo la selección permitirá capturar las mejores oportunidades de inversión

 

En general, se espera que la actual volatilidad continúe durante los próximos meses. Esto se debe, en parte, a la configuración inédita de las políticas monetarias de EEUU y Europa. Por un lado, parece que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) está a punto de comenzar una fase de ajuste, mientras que por el otro lado, el Banco Central Europeo (BCE) sigue con su política de flexibilización cuantitativa. Esta divergencia se refleja ya en una descorrelación de los tipos americanos y europeos a 10 años.

En EEUU, el aumento gradual de los tipos de interés después de una larga espera se debe hacer a un ritmo moderado. Como recuerda el ejemplo de 2004, una subida de tipos no significa necesariamente un bajo rendimiento del mercado de acciones. A pesar de los signos de debilidad en el sector industrial, el entorno macroeconómico de Estados Unidos es sólido y está respaldado por una buena trayectoria de las cifras de empleo. Recordemos que Estados Unidos representa el 16% del PIB mundial. El crecimiento del PIB es tranquilizador (+ 3,88% y + 2,69%, respectivamente en el segundo y tercer trimestres de 2015) y la dinámica es positiva para las empresas, sobre todo en el sector servicios. El volumen de fusiones y adquisiciones y los niveles de pago de dividendos y compras de activos han vuelto a alcanzar sus máximos históricos. La recuperación está, sin embargo, muy avanzada: el crecimiento del beneficio por acción de las empresas está estancado y recordemos que la evolución del mercado de valores es siempre más débil en la fase final de recuperación del ciclo. 

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis
ETIQUETAS

Sobre el Autor

External Writer  .

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies
© Copyright 2020 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookies