Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.
Video Center
Bookmark and Share
By Fernando Luque|

Morningstar TV: Asbjörn Trolle Hansen (NORDEA)

Entrevistamos a Asbjörn Trolle Hansen, gestor del Nordea-1 Stable Return.

Enlaces Relacionados

Fernando Luque: Hola. Soy Fernando Luque, Editor de Morningstar en España y hoy estoy con Asbjörn Trolle Hansen. Asbjörn es el gestor del Nordea-1 Stable Return. Gracias por estar aquí,  Asbjörn.

Asbjörn Trolle Hansen: Gracias por invitarme.

Luque: Bueno, empecemos por hablar de diversificación. ¿Cree que tener una buena diversificación es el secreto para conseguir rentabilidades estables a largo plazo?

Hansen: Creo que está tocando el asunto correcto. Creo que la diversificación es en realidad el único secreto en los mercados financieros. Así que, si lo hace correctamente, entonces eso es una buena manera de crear rentabilidades estables. También se puede hacer de otras maneras, pero esa es la forma en que estamos tratando de conseguir esos rendimientos.

Ahora bien, históricamente, ha sido posible gracias esencialmente a la inversión en bonos gubernamentales AAA o AA, por un lado, y luego tal vez en el otro lado acciones o bonos corporativos como high yield, y mantener el equilibrio adecuado de riesgos, de manera que se asegura de tener tanto riesgo proveniente de los bonos gubernamentales como de las acciones.

Así que si acierta con este equilibrio, los bonos del gobierno le ayudarán en las recesiones y las acciones le ayudarán en las recuperaciones. De esta manera se mantiene el equilibrio en la diversificación, teniendo la misma cantidad de riesgo proveniente de estos dos componentes.

Lo complicado es, por supuesto, que los rendimientos de la deuda pública son tan bajos ahora que si deben servir para diversificar también en el futuro, entonces las tasas de interés tendrán que caer mucho más de lo que probablemente puedan. Así que supongo que la respuesta es que la diversificación, para mí, sigue siendo el motor más importante para un rendimiento estable, pero ha sido más fácil en el pasado de lo que será en el futuro. Así que realmente tiene que poner un poco de esfuerzo y valor añadido en asegurarse de que mantiene la diversificación y trabajar con el supuesto de que los bonos del gobierno no le ayudarán tanto a la diversificación en el futuro como en el pasado. Aquí es donde estamos gastando un montón de tiempo para asegurarnos de mantener un buen equilibrio, una cartera estable, sin ni siquiera tener bonos gubernamentales.

Luque: Ok. Por lo tanto la diversificación es muy importante y la distribución de activos es muy importante. ¿Cuál es ahora mismo su distribución de activos? Y ¿ha cambiado mucho esa distribución de activos en estos últimos años?

Hansen: Sí. Ha cambiado mucho. Como le he dicho ya no tenemos muchos bonos de gobiernos en nuestra cartera. Estamos intentando conseguir una diversificación de riesgo de otra manera. Por lo tanto no hemos salido de los bonos gubernamentales. Es una posición que teníamos antes del 2010 y que no tenemos ya en la cartera. También hemos vendido recientemente prácticamente toda nuestra exposición a grado de inversión. En el último año no hemos salido de esto también, y hemos reducido la duración o la exposición a tipos de interés.

Esos son los dos cambios significativos que hemos hecho en la cartera. Además hemos invertido en instrumentos de muy corta duración, en cédulas y bonos hipotecarios de muy corta duración para seguir teniendo un buen colchón en caso de que vuelva la recesión, cosa que no pensamos que ocurra, pero si se produce tenemos ese colchón para proteger nuestra rentabilidad.

Luque: Ok. ¿Y qué hay de las acciones? Porque una parte significativa de su cartera está en renta variable. Pero, ¿qué tipo de acciones? ¿Qué características está intentando incorporar en la parte de renta variable de su cartera?

Hansen: Sí. Aquí también - tienes razón en que todavía hay una gran cantidad de acciones para conseguir rentabilidad y aquí viene la parte interesante, porque cuando se pierde la diversificación al no tener bonos del gobierno, uno no tiene una clase de activos que lo proteja si viene la próxima recesión, entonces necesita asegurarse de que en el lado de la renta variable y las acciones que tiene en la parte de renta variable de la cartera tengan menos riesgo de lo que normalmente tendría.

Por lo tanto en la parte de renta variable nos centramos mucho en lo que llamamos las acciones estables: acciones con un riesgo bajo, acciones en las que los beneficios y los flujos de caja evolucionan de una manera estable y al mismo tiempo son atractivas en cuanto a valoración. En términos de renta variable tenemos un 50% de la cartera, pero siempre en compañías muy estables que no sean sensibles al ciclo económico y que no sean sensibles a una futura recesión, si en algún momento se produce, que tengan un flujo de caja estable y sean interesantes a nivel de valoración. Acciones que no coticen a múltiplos demasiado elevados. Una cartera de acciones estables tiene tal vez un múltiplo de 12 veces los beneficios de 2013, con ganancias muy sólidas y una evolución prácticamente lineal. Así que esa es una posición muy defensiva que permite mantener viva la diversificación.

Luque: De acuerdo. ¿Nos podría dar un par de ejemplos de compañías o sectores que cumplen estos requisitos para ser incorporados en la cartera?

Hansen: Sí. Por supuesto. Supongo que aquí también tenemos algo de rotación en la cartera. Históricamente, por ejemplo, no hemos tenido muchas empresas de tecnología de la información, simplemente porque han sido demasiado caras. Además, hace cinco años, a pesar de que la burbuja de la tecnología es algo que hemos dejado atrás, - mucho tiempo atrás, entonces todavía parecía caro, hace cinco años. Ahora están comenzando a cotizar a múltiplos más decentes gracias a los flujos de caja estables.

Así que hemos incluido a empresas como Microsoft en los últimos años, empresas como Oracle que de nuevo produce un flujo de caja estable gracias a sus acuerdos de software, empresas como Johnson & Johnson - no es una empresa de IT sino de salud – es también una posición importante, así de nuevo una empresa que tiene ingresos muy estables y un flujo de caja estable además de una valoración decente.

Así que los valores tecnológicos y de salud son ahora dos de las mayores asignaciones sectoriales. Históricamente, hace cinco años eran tal vez más empresas como Nestlé, Novartis (Nestlé, que es una empresa de consumo básico). Entonces nos estamos saliendo de estas acciones caras y comprando acciones más baratas y estables que vemos en los segmentos de salud y IT.

Luque: De acuerdo. Excelente. Gracias, Asbjörn, por su vision del Nordea-1 Stable Return. Muchas gracias.

Hansen: Gracias

Add a Comment
E-mail me new replies.