Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

PERSPECTIVAS: ¿Qué va a pasar con Grecia?

¿Está Grecia abocada a un default inminente?

La situación por la que estamos atravesando es de máxima complejidad y no se ve clara una salida al túnel. El problema radica en que la formación académica recibida por las prestigiosas Universidades Económicas no alentaba de la posibilidad de quiebras tanto del sector financiero como de los Estados. Todos los excesos producidos en el pasado nos han adentrado en la mayor crisis desde el año 1929 y el problema radica en que no tenemos modelo económicos definidos que contemplen una situación como la que estamos viviendo. No nos cansaremos de publicar este mantra, debemos diseñar modelos con nuevas variables en donde la formación financiera sea ética y honesta. La salida hacia delante extratipando tipos y colocando convertibles por parte de las Entidades Financieras, supone que no sabemos que no aprehendemos y debemos de ser mucho más transparentes y contar al mercado la verdad de cómo nos encontramos.

Nosotros consideramos que Grecia claramente se encuentra en default aunque  faltan medidas claras para abordar la quiebra. El mercado no va a dejar indemnes a quienes cometieron los excesos y ya empezamos a observar los posibles escenarios en los que nos podemos adentrar.

Lo que hemos visto en pasadas fechas tras la aprobación al Gobierno griego, no ha supuesto en absoluto una confianza para los mercados financieros. La realidad de Grecia es que tiene una deuda de 347.000 millones con un PIB de 260.000 millones lo cual claramente habla de la seriedad de la crisis. Viendo los vencimientos de la deuda, con la primera ayuda de los 12.000 sólo estaríamos poniendo un parche al problema consiguiendo exclusivamente tiempo. Con esta medida pasaríamos los meses de julio y agosto, pero nos encontraríamos en el mes de noviembre y diciembre con los mayores vencimientos en donde nuevamente entraríamos en una situación muy delicada.

Un escenario viable pasaría por hacer una reestructuración de la deuda conforme al FMI y la UE desde el lado alemán, en donde el sector privado asumiera entre 25.000 y 30.000 millones. Tengamos en cuenta que para que se prueben los primeros 12.000 millones de ayuda de los 110.000, se tienen que dar una serie de requisitos en un proceso que no es en absoluto sencillo:

1.- Superar moción de confianza

2.- Que el día 28 de junio, el Parlamento griego apruebe el plan de ajuste de 28.000 millones.

3.- De los 12.000 millones, 3.300 millones pertenecerían a una aprobación del FMI que tendría que realizar un informe.

A continuación  ponemos gráficos de los desembolsos explicativos que hay que hacer con Grecia.

A nuestro criterio, la clave de todo pasa por lo que hagan las agencias de rating. Si consideran a Grecia como un Default, el riesgo se extiende en cadena tanto a bancos como aseguradoras. Tengamos en cuenta que Deutsche Bank con 1.600 millones y BNP Paribas con 5.000, saldrían muy perjudicados de esta situación. El banco alemán Hypo Real State, con 7.200 millones no aguantaría esta situación.

Ante este posible escenario, lógicamente debemos ser conscientes de la seriedad de la situación en la que nos encontramos. Nosotros siempre decimos que el mercado es sabio y soberano, y la salida probablemente pasaría por dejar caer a distintos bancos.

El riesgo de contagio sobre todos los periféricos es plausible y evidente. Probablemente, los países más perjudicados posteriormente serían Irlanda e Italia con una deuda del 110% sobre el PIB.

El día 13 de julio coge especial relevancia al publicarse los nuevos test de stress de las entidades financieras por lo que hay que extremar la cautela con todos estos activos.

Tras la reunión de la Fed del pasado miércoles, todo pasa a nuestro criterio por la finalización de la QEII. Según las palabras de Bernanke, no se ve como escenario posible el lanzamiento del QEIII, pero algo debemos de hacer para solucionar esta situación. Un QEIII distinto abriría las puertas a la esperanza.

Todo se originó en el 2007 con una crisis marcada por la falta de confianza. Digamos la verdad y que el sector financiero se reestructure. Mejor tener empresas que Estados en nuestras cartera de inversión, en donde siendo prudente y conservadores observamos que hay muchas empresas que capitalizan por debajo de su valor neto contable. Aunque tengamos volatilidad, se deberían aprovechar estos momentos para ir recomponiendo la cartera, siendo conscientes que estamos viviendo una situación geopolítica excepcional que nos tiene que hacer convivir con la volatilidad.

Mejor estar en activos fuera de balance de las entidades financieras y escoger estrategias neutrales a mercado en las carteras en porcentaje que haga preservar el capital para ir poco a poco asumiendo riesgo.

Ya no podemos leer peores noticias en los periódicos, y confiamos en ser capaces de salir de esta situación.

En esta sección llamada PERSPECTIVAS abriremos nuestra web a comentarios, artículos y opiniones externos a Morningstar pero que pueden tener un interés para los inversores en general. Las opiniones expresadas en esta sección representan las de su autor y no corresponden necesariamente a las de Morningstar. Si quiere ver publicado un comentario puede ponerse en contacto con Fernando Luque en la siguiente dirección de correo electrónico: fernando.luque@morningstar.com

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.