ETFs de Bonos emergentes

No todos los ETFs de bonos emergentes siguen el mismo índice y eso provoca diferencias de rentabilidad.

Jose Garcia-Zarate 12/09/2019

Los bonos de mercados emergentes se encuentran entre las categorías de ETFs más populares hasta ahora en 2019. Los flujos netos hacia los ETFs de bonos de mercados emergentes denominados en dólares estadounidenses han totalizado 2.700 millones de euros a finales de agosto, mientras que los ETFs de bonos emergentes en moneda local atrajeron 1.300 millones de euros.

La atracción es comprensible. A medida que muchos mercados desarrollados de deuda pública caen cada vez más en un terreno de rendimientos negativos, los inversores han estado deseosos de buscar los segmentos restantes del mercado de renta fija que siguen funcionando con un nivel percibido de normalidad. Mientras tanto, la facilidad de uso de los ETFs se ha prestado bien para que los inversores puedan fijar rápidamente sus posiciones y aumentar la exposición a la clase de activos en las carteras de inversión.

En comparación con sus homólogos desarrollados, los bonos de mercados emergentes son más arriesgados, normalmente más ilíquidos y con costes de transacción más elevados. Asimismo, se aconseja a los inversores que no traten esta cuestión como una clase de activos homogénea y que, en su lugar, discriminen entre los países emisores. Sobre el papel, esto apoyaría un enfoque activo de la clase de activos, ya que los gestores activos podrían elegir las apuestas correctas en términos de exposición a países. Sin embargo, las apuestas activas sobre deuda de mercados emergentes siguen estando cargadas de riesgos, mientras que un enfoque geográfico amplio y pasivo de bajo coste puede ayudar a equilibrarlas a largo plazo.

Sin embargo, sería un error pensar que todos los ETFs de bonos de mercados emergentes ofrecen la misma exposición a la clase de activos. De hecho, en la actualidad, todos los ETFs de bonos de mercados emergentes domiciliados en Europa siguen índices diferentes. Y cuando hablamos de diversidad, no sólo nos referimos a índices de diferentes proveedores, sino también a diferentes índices creados por el mismo proveedor (vea tabla adjunta).

 

Tabla: ETFs de Bonos Emergentes en Divisa Fuerte domiciliados en Europa

Cuando se trata de ETFs, diferentes índices a menudo significan diferentes propuestas de inversión, incluso cuando se trata de una exposición al mismo mercado.  En el caso de los bonos de mercados emergentes, cada uno de los índices seguidos por estos ETFs aplica un conjunto específico de criterios de elegibilidad. Algunos índices presentan altos obstáculos de liquidez para los bonos y los países emisores; otros, por el contrario, adoptan un enfoque más flexible en un intento de favorecer la diversificación y aumentar el potencial de generación de rendimiento.

Diferentes reglas de construcción dan como resultado variaciones en las cestas de los componentes. A su vez, esto puede traducirse en diferentes patrones de rentabilidad a corto y medio plazo. Un ejemplo muy reciente de esto tuvo lugar en agosto, cuando el mercado de bonos de Argentina experimentó una fuerte caída por el temor a los riesgos políticos internos.

In August, the allocation to Argentina in the emerging market bond indices tracked by all-maturity ETFs ranged from a 0% in the JP Morgan Risk Aware index tracked by JPM USD Emerging Mkts Sov Bd ETF to 6.2% in the Markit iBoxx USD Liquid EM Sovereign index tracked by Amundi IS Global Emerging Bond Market IBOXX ETF and Lyxor iBoxx $ Liquid EM Sovereign ETF.

En agosto, la asignación a Argentina en los índices de bonos de mercados emergentes seguidos por ETFs de todos los vencimientos osciló entre un 0% en el índice JP Morgan Risk Aware seguido por el JPM USD Emerging Mkts Sov Bd ETF y un 6,2% en el índice Markit iBoxx USD Liquid EM Sovereign seguido por el Amundi IS Global Emerging Bond Market IBOXX ETF y el Lyxor iBoxx $ Liquid EM Sovereign ETF.

Esto dio como resultado diferentes patrones de desempeño durante el mes (vea ilustración 2). El índice con la mayor exposición a Argentina experimentó mayores ganancias en el período previo a la fecha de las elecciones primarias y experimentó una fuerte caída una vez que se conocieron los resultados.     

 

 

Estas variaciones a corto plazo de la rentabilidad entre índices pueden equilibrarse a largo plazo. Lo que actúa como un obstáculo un mes puede convertirse en un motor clave del crecimiento al siguiente. Aun así, ejemplos como este sirven para transmitir el mensaje de que no todos los índices se crean por igual, y que cuando se trata de ETFs, la tarea número uno en nuestra labor de análisis debe ser entender lo que el índice nos ofrece.

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Jose Garcia-Zarate  is an ETF analyst with Morningstar UK.

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies