Panorama de Fondos Sostenibles en Europa (junio 2019)

Analizamos la industria europea de fondos sostenibles en el primer semestre de este año

Fernando Luque 16/08/2019

La inversión sostenible ha ganado popularidad en los últimos años y se está convirtiendo rápidamente en un objetivo general. Ya sea para mitigar el riesgo, identificar oportunidades o alinear valores, cada vez más inversores -instituciones e individuos- están incorporando factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo en sus decisiones de inversión.

En respuesta a la creciente demanda de estrategias de inversión sostenibles, los gestores de activos han intensificado sus esfuerzos lanzando nuevos fondos con mandatos sostenibles y reorientando fondos existentes.

Los fondos sostenibles adoptan diversos enfoques. Algunos emplean criterios específicos de ESG para restringir su universo de inversión y/o seleccionar valores. Otros se centran en temas de sostenibilidad social o medioambiental, y un número cada vez mayor de estrategias tienen como objetivo producir un impacto junto con la rentabilidad financiera, centrándose en las empresas que tienen un impacto positivo neto en la sociedad. Muchos utilizan una combinación de estos enfoques.

Mientras tanto, los fondos convencionales son cada vez más sostenibles. Hoy en día, cada vez más gestores de activos integran criterios ESG en sus procesos de inversión estándar. Complementan el análisis financiero tradicional con información relacionada con la sostenibilidad para reducir el riesgo y mejorar los rendimientos a largo plazo. También se involucran activamente con las compañías que tienen en cartera para mejorar sus prácticas comerciales. Al mismo tiempo, los gestores de activos están excluyendo los sectores y actividades más controvertidos del universo de inversión de sus fondos tradicionales. El tabaco y el carbón térmico, por ejemplo, se han añadido a muchas listas de exclusión.

En resumen, la línea entre los fondos tradicionales y los sostenibles se está volviendo cada vez más borrosa, lo que añade confusión a un tema ya de por sí complejo. Aquí explicamos cómo vemos el espacio, con la esperanza de ayudar a los inversores a navegar por este paisaje en plena evolución.

Para este informe, hemos definido el universo de fondos sostenibles europeos como aquellos fondos y ETFs domiciliados en Europa que, en su prospecto, afirman que utilizan criterios ESG como parte clave de su proceso de selección de valores o indican que persiguen un tema relacionado con la sostenibilidad o que buscan un impacto positivo medible junto con la rentabilidad financiera. Esta definición excluye los fondos que sólo utilizan una selección excluyente basada en valores que no está relacionada con cuestiones de sostenibilidad.

A finales de junio de 2019, hemos identificado 2.232 fondos y ETFs domiciliados en Europa que se ajustan a nuestros criterios de fondos sostenibles.

Un universo creciente

El universo de fondos sostenibles siguió creciendo en el primer semestre de 2019, con 168 nuevos fondos lanzados ya que los gestores de activos se posicionan para aprovechar la creciente demanda de los inversores. Esto se compara con 305 para todo el año 2018.

 

 

 

Los activos alcanzaron un nivel récord de 595.000 millones de euros, respaldados por unos flujos netos récord en los últimos seis meses de 36.900 millones de euros.

 

 

Los fondos pasivos sostenibles siguieron ganando terreno. Una cuarta parte de los nuevos flujos fueron a parar a fondos de índices y ETFs ESG en los primeros seis meses de 2019. En términos de activos, los fondos pasivos representan actualmente el 17,7% del mercado europeo de fondos sostenibles, frente al 10% de hace cinco años.

 

 

Un número cada vez mayor de fondos convencionales están incorporando factores ESG en sus procesos de inversión, como lo demuestra la mayor frecuencia del lenguaje ESG en los folletos.

La información proporcionada en los documentos legales y de marketing sobre cómo los fondos -tanto los sostenibles como los tradicionales- utilizan el ESG es a menudo incompleta y poco clara. Esto, unido a la falta de un lenguaje estandarizado, dificulta la comprensión de la medida en que los fondos adoptan criterios ESG. También dificulta la categorización y la comparación de estrategias.

A medida que más fondos convencionales se vuelvan sostenibles, esperamos que muchas de las estrategias sostenibles existentes se desvíen hacia el impacto y los mandatos temáticos.

La regulación desempeñará un papel importante en la configuración del futuro de este segmento. Los responsables políticos europeos están tomando medidas tanto para aumentar el papel de los mercados y de los productos financieros en el cumplimiento de los objetivos macro ESG como para garantizar que los productos de inversión no induzcan a error a los inversores sobre el alcance y la naturaleza de sus supuestas ambiciones sostenibles.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies