3 preguntas que contestar antes de invertir en acciones

Contestar a estas preguntas puede ayudarle a crear una cartera de valores sostenibles a lo largo del tiempo

Christine Benz 20/06/2019

Cuando invierte en bolsa, lo último que quiere es que llegue a atormentarle la mente, porque ha invertido mal o porque ha elegido mal los valores. Los datos, los análisis y las herramientas de Morningstar están aquí para ayudarle a encontrar las mejores ideas de inversión.

Pero para encontrar las ideas que le convienen, necesita hacer un poco de introspección. ¿Cuánto tiempo está dispuesto a dedicar a la gestión de su cartera? ¿Se preocupa fácilmente cuando los mercados corrigen? ¿Cree que una cartera bien elegida de valores individuales o de fondos gestionados activamente tiene el potencial de superar a un índice de referencia? ¿Cree únicamente en la gestión pasiva o cree que una combinación de gestión pasiva y activa puede ayudarle a alcanzar sus objetivos a medio y largo plazo?

Si ha decidido construir una cartera de valores, será útil tener en cuenta los siguientes puntos:

 

1) PRIMERA PREGUNTA: ¿ACCIONES O FONDOS DE INVERSIÓN?

Como inversor, su primera opción es determinar si invierte directamente en empresas o a través de fondos, ya sean fondos de gestión activa o de gestión pasiva.

Algunos inversionistas consiguen con éxito combinar los dos enfoques. Si decide hacer esto, tenga cuidado con el riesgo de concentrar sus ahorros en determinados valores o sectores.

A continuación, vamos a ver los pros y los contras de invertir en valores y fondos.

 

Acciones: Razones para invertir

La compra de una acción se explica por la capacidad de generar una rentabilidad total muy superior a la del mercado. Al centrar sus inversiones en empresas que ha analizado en profundidad y para las que está convencido de su fortaleza fundamental, el inversor tiene la oportunidad, siempre que haya pagado un precio razonable, de generar una rentabilidad por encima del mercado.

El interés en comprar valores directamente es también pagar unos costes que a menudo son más bajos que los cobrados por los gestores activos o incluso por algunos ETFs.

Acciones: Razones para no invertir

Una cartera de valores puede estar mucho menos diversificada que un fondo de inversión, lo que puede resultar en una mayor volatilidad que, para algunos inversores, puede ser difícil de soportar.

La elección e inversión en valores individuales requiere más tiempo en términos de análisis y un seguimiento más profundo y regular que la simple tenencia de acciones en un fondo. Si no hay comisiones de gestión, hay, sin embargo, comisiones de corretaje, que aumentan con la tendencia a hacer muchas compras/ventas de valores, o incluso consideraciones fiscales (la fiscalidad de las acciones individuales no es la misma que la de los fondos de inversión).

Para Morningstar, los valores que potencialmente pueden ofrecer más rentabilidad son aquellos que tienen una ventaja competitiva y se compran a un precio razonable (representado por un elevado de estrellas de 4 o 5).

Regularmente publicamos artículos sobre acciones individuales o selecciones de acciones que pueden cumplir con criterios de valoración razonables y tener una ventaja competitiva relativamente fuerte.

 

Fondos: Razones para invertir

La compra de participaciones de un fondo de inversión le da acceso instantáneo a una cartera diversificada de valores, así como a la experiencia y los conocimientos de un gestor profesional. Incluso si elige la opción de la gestión pasiva (por ejemplo, a través de un ETF), su cartera será construida por un equipo de profesionales de acuerdo con una metodología.

La presencia de profesionales para gestionar sus fondos le permite reasignar su tiempo y recursos para la selección de fondos y la distribución de activos.

Fondos: Razones para no invertir

La gestión de la cartera tiene un coste. A veces se pagan comisiones importantes para tener "acceso" a los recursos de una sociedad de gestión (gestores, analistas, operadores, control de riesgos, etc).

También hay que tener en cuenta que un gestor no puede garantizar que obtendrá mejores resultados que usted. Además, la rentabilidad de un fondo puede verse afectada por las entradas y salidas de dinero que obligan al gestor a comprar o vender valores con un timing que no controla totalmente.

 

2) SEGUNDA PREGUNTA: ¿FONDO ACTIVO O FONDO PASIVO?

Hay dos formas de ganar exposición a la renta variable a través de los fondos: vía un fondo que se gestiona activamente según una estrategia y un estilo de gestión específico o comprando un índice que reproduzca la rentabilidad de una bolsa de valores, de un índice de mercado o de un sector de actividad que cotiza en bolsa.

La elección entre la gestión pasiva y la activa no es una elección entre blanco y negro. Una combinación de ambos es posible, ya sea combinando los dos enfoques, o a través de lo conocido como "beta estratégica".

 

Fondos pasivos: Razones para invertir

Los fondos indexados ofrecen exposición a todo un mercado o segmento de mercado. Su estructura de costes los convierte en una solución de inversión muy asequible, y el período reciente ha demostrado que este tipo de producto puede vencer a una gran proporción de gestores activos.

Puesto que usted es dueño de todo el mercado, no tiene que preocuparse por la selección de valores o los cambios en la estrategia que pueda adoptar un gestor activo.

Fondos pasivos: Razones para no invertir

La desventaja de un fondo índice es que le ofrece la rentabilidad de un mercado, nunca un rendimiento superior. En resumen, usted nunca superará a un índice comprando un ETF. Su interés es real cuando los mercados están en alza y se benefician de un cierto momentum. La otra cara de la moneda es que estos instrumentos siguen estando totalmente invertidos y no les es posible refugiarse en liquidez si los mercados están sobrevalorados.

 

Fondos activos: Razones para invertirr

Los buenos gestores activos son capaces de vencer a sus mercados de forma sostenible, quizás no todos los años, pero sí a lo largo de un ciclo de mercado, gracias a la implementación de un proceso de inversión estable y probado. Algunos gestores pueden limitar el riesgo de pérdida de capital aumentando el peso del efectivo en su cartera y evitando una exposición excesiva a los mercados cuando se consideran sobrevalorados.

Fondos activos: Razones para no invertir

Uno paga un coste significativamente más alto por confiar su dinero a un gestor activo en lugar de una solución pasiva. Para vencer al mercado, los gestores activos deben hacer fuertes apuestas, lo que conlleva el riesgo de equivocarse. Algunos gestores activos pueden tener un comportamiento más volátil que el mercado en general. Por último, cuando el tamaño de los fondos aumenta demasiado, algunos gestores tienden a aumentar el número de posiciones, lo que diluye su rendimiento.

La posesión de participaciones de un fondo activo implica el seguimiento de su inversión y el seguimiento de la evolución de la gestión: cambios en el equipo de gestión, alineación de los intereses del gestor y de la sociedad gestora con los de sus inversores....

 

3) TERCERA PREGUNTA: ¿CON SESGO O SIN SESGO?

La forma más sencilla y barata de aumentar la exposición a la renta variable es comprando un ETF. Pero los inversores también pueden tener una inclinación más natural por ciertos tipos de valores - acciones de altos dividendos, acciones de crecimiento....

¿Por qué buscar sesgos?

Si está expuesto a un índice completo, puede elegir sobreponderar o infraponderar ciertos elementos del índice por sus propias razones. Si busca una fuente de ingresos, tenderá a favorecer a las empresas que pagan dividendos elevados y "visibles". Las compañías de "valor" o de pequeña y mediana capitalización añaden un factor de riesgo y rendimiento a una cartera. La búsqueda de valores de calidad y de baja volatilidad responde a otros objetivos financieros.

¿Por qué no hacerlo?

No hay nada gratis en el mercado. La creación de una cartera que adopta un sesgo específico tiene un coste en términos de comisiones de transacción, tiempo dedicado a la selección de acciones y seguimiento regular de la cartera.

Algunas estrategias o clases de activos pueden tener éxito en un momento dado y luego estar completamente abandonadas en otro. La adopción de sesgos puede llevar a quedarse atrás con respecto al resto del mercado. Cada enfoque tiene sus límites y es bueno conocerlos antes de invertir.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Christine Benz  Christine Benz is Morningstar's director of personal finance and author of 30-Minute Money Solutions: A Step-by-Step Guide to Managing Your Finances and the Morningstar Guide to Mutual Funds: 5-Star Strategies for Success. Follow Christine on Twitter: @christine_benz and on Facebook.

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies