El verdadero coste total de un fondo

En Morningstar hemos construido un nuevo dato, llamado coste representativo, que recoge el gasto corriente más el coste variable y los costes de transacción.

Fernando Luque 27/03/2019

Costes “visibles”

Cuando uno habla de costes de los fondos de inversión, al inversor se le viene inmediatamente a la mente el concepto de comisión de gestión que constituye el componente más importante del coste de un fondo. Es una comisión que está claramente identificada en la información oficial del fondo (y también en nuestra web) aunque hay que recordar que es un coste que se descuenta automáticamente y diariamente del valor liquidativo del fondo.

No es el único coste que tiene que pagar el partícipe. Al coste de gestión, hay que añadirle, por ejemplo, la comisión de depósito y otros gastos (coste de auditoría, coste de publicación de folletos, etc) que vienen a reducir la rentabilidad neta que recibe el inversor. Es lo que se conoce como el gasto corriente del fondo.

En este tweet indicaba cuales son todos los costes que se suele incluir en el coste total del fondo:

 

 

 

Costes “invisibles”

El coste total, desgraciadamente, no recoge todos los costes que se le cargan al partícipe. Hay costes “invisibles” que no figuran expresamente en el coste total, pero que afectan a la rentabilidad del fondo.

Uno de ellos es la comisión de gestión variable o comisión sobre resultado y otro es el coste de transacción (lea aquí el artículo que publicamos sobre los costes de transacción).

Para suplir estas deficiencias Morningstar calcula desde hace pocos meses un dato de coste que reúne todos los gastos soportados por el partícipe, incluyendo la comisión de gestión variable y los costes de transacción.

Este dato, que hemos llamado "Coste Representativo" se puede calcular con y sin costes de transacción, y se puede determinar mensualmente o anualizar.

Con este nuevo dato (que aún no está incluido en nuestra web, pero que iremos analizando tanto a nivel de fondos individuales como a nivel de tipos de activo o de categorías).

Por ejemplo, en la tabla adjunta hemos comparado la comisión de gestión, el gasto corriente y el coste representativo incluyendo el coste de transacción de los principales tipos de activo: renta variable, renta fija, mixtos y alternativos.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies