Sube el peso de las acciones chinas A: la opinión de Morningstar

Este año promete ser un año agitado para las acciones chinas de clase A que se incluirán en los índices MSCI, FTSE Russell y S&P DJI.

Morningstar 15/03/2019

Los inversores internacionales reconocen cada vez más que las acciones chinas de clase A son un componente esencial de sus oportunidades de inversión. Cabe recordar que MSCI añadió por primera vez las acciones chinas de gran capitalización a sus principales índices en mayo de 2018. Desde entonces, otros proveedores de índices han estado actualizando sus definiciones de lo que constituye "China".

El pasado 28 de febrero de 2019, MSCI anunció que aumentaría su participación en acciones de gran capitalización china de Clase A en sus principales índices a partir de mayo de 2019. Este proceso de tres pasos aumentará el factor de inclusión entre un 5 y un 20%. También incluirá acciones chinas de clase A de capitalización media a partir de noviembre de 2019. Estos cambios harán pasar la ponderación de la renta variable china de clase A de menos del 1% en el índice MSCI Emerging Markets Index al 3,3% más o menos.

Hemos observado que el aumento de las entradas de capital en los ETFs de acciones chinas de clase A parecía coincidir con las fechas reales de estos aumentos en la primera fase de la inclusión de las acciones chinas A por parte de MSCI. Hay que recordar a los inversores que la inclusión de acciones chinas de clase A es un viaje que han emprendido varios proveedores de índices, y que cada uno de ellos toma un camino diferente y lo implementa a un ritmo diferente. En cualquier caso, es importante que los inversores se centren en las implicaciones a largo plazo de estas decisiones y que comprendan que forman parte de la evolución natural de los mercados mundiales y de sus índices de referencia.

 

Desde la inclusión inicial de las acciones chinas de clase A en los índices MSCI en mayo de 2018, otros proveedores de índices también han anunciado su intención de incluirlas en sus índices globales. Todas estas decisiones parecen apoyar nuestra posición al confirmar que los inversores internacionales están reconociendo cada vez más las acciones chinas de clase A como un componente esencial de sus oportunidades de inversión. Este reconocimiento no se limita al mercado bursátil, ya que el mercado de renta fija en China también está ganando el favor de los inversores.

Este año promete ser un año agitado para las acciones chinas A, que se incluirán en los índices MSCI, FTSE Russell y S&P DJI. Cabe recordar que esta medida y el calendario de su aplicación variarán entre los distintos proveedores de índices. Es importante comprender cómo pueden verse afectados estos indicadores y cuál será el calendario de aplicación. En marzo de 2020, tras esta última oleada de anuncios de inclusión, las acciones chinas de clase A representarán entre el 3,3% y el 5,5% del índice MSCI Emerging Markets Index, el FTSE Emerging Markets y el S&P Emerging BMI, con lo que las acciones extranjeras y nacionales representarán aproximadamente entre el 32% y el 37% del valor de estos índices.

¿Aumentarán las entradas de dinero en los fondos?

Si echamos la vista atrás a mayo de 2018, el mes en el que MSCI comenzó a incluir acciones chinas de clase A, es evidente que éste fue uno de los meses más fuertes de los dos últimos años en términos de entradas netas de capital en los ETFs chinos de Clase A domiciliados en Hong Kong, Taiwán y Estados Unidos. En agosto de 2018, durante la segunda fase de la implementación de su inclusión inicial para aumentar el peso al 5%, observamos entradas netas de capital en ETFs de renta variable china de clase A domiciliados en Hong Kong, Taiwán y Estados Unidos, mientras que los ETFs registrados en Europa experimentaron salidas de capital. Si se observan los flujos de ETFs de renta variable china A en torno a estas dos fechas de implementación de la inclusión, se observa que ha habido algunos efectos sobre los flujos, pero dado que sólo tenemos dos puntos de datos, no podemos concluir con certeza que estos eventos tengan un impacto sobre la demanda de estos fondos.

Estos son sólo los primeros pasos en el proceso de integración de los mercados de valores de China en los mercados de capitales mundiales. Este próximo paso en el proceso de inclusión operado por MSCI aumentará el factor de inclusión al 20%, que es una quinta parte del camino hacia su supuesto destino final de inclusión total. Con una perspectiva a más largo plazo, es probable que la combinación de acciones chinas de clase A en los índices internacionales siga aumentando. Los inversores deben entender cuándo y cómo estas inclusiones en los índices pueden modificar la composición de sus fondos.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar  

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies