Mejora la diversidad de género en las juntas directivas

Las cifras de diversidad de género en las juntas directivas de las empresas parecen prometedoras, pero es evidente que queda mucho por hacer

Morningstar 09/03/2019

Las juntas corporativas se han vuelto más diversas en cuanto a género, ese es el titular en múltiples fuentes de noticias. MSCI, por ejemplo, muestra un aumento en el número de nombramientos de mujeres en los consejos directivos a nivel mundial. Deloitte indica que las mujeres ocupan el 25% de los puestos de la lista Fortune 100. Equilar informa que las mujeres ocuparon el 35,9% de los nuevos puestos en la junta directiva en 2018.

A primera vista, los datos de renta variable de Morningstar muestran resultados similares. Para el Russell 3000, las juntas directivas corporativas se han vuelto cada vez más diversas desde 2010, como se muestra en el gráfico adjunto.  

 

 

En el gráfico siguiente, hemos contado el número de consejeras. Cerca del 20% de las juntas directivas son consideradas de género diverso, definido este concepto como el tener tres o más mujeres en ellas. A través de la muestra del Russell 3000, los consejos corporativos masculinos están en minoría. 

 

 

Estas dos visiones de los datos sobre la diversidad de género en los consejos de administración ofrecen una imagen alentadora, aunque con mucho margen de mejora. Sin embargo, cuando nos sumergimos más profundamente en los datos, vemos un panorama menos prometedor. 

 

Una brecha en la diversidad de género en los consejos directivos

Las empresas de pequeña capitalización están alcanzando el nivel de diversidad de género en los consejos de administración que tenía el S&P 500 hace una década. En el gráfico siguiente, mostramos que la diferencia entre el S&P 500 y el resto de empresas del Russell 3000 está creciendo, del 5,4% en 2009 al 8% en la actualidad. Cualesquiera que sean las presiones que impulsan la representación femenina en el extremo superior del rango de capitalización del mercado, son mucho más débiles en el extremo inferior del rango.  

 

 

 

¿De dónde vendrán estas mujeres? 

Si bien es probable que se produzca un aumento en el número de mujeres que ocupan cargos directivos por primera vez, los consejos tienden a añadir mujeres que ya son directoras de otros consejos. Esta no es una tendencia reciente. En los últimos 15 años, la típica mujer directora ha formado parte de más consejos de administración que su homólogo masculino. El promedio de mujeres directoras es de 1,3 compañías, frente a 1,2 para los hombres. Esa diferencia también está aumentando.

De las mujeres que se sientan en las juntas, el 24% se sienta en más de una, como se muestra en la tabla anterior. Comparativamente, sólo el 18% de los hombres sirven en múltiples juntas. Aunque pequeño, el hallazgo es estadísticamente significativo y tiene implicaciones importantes.

El valor de la diversidad de género en las juntas directivas reside en la diversidad de opiniones y en lo que esto significa para la calidad del liderazgo empresarial. A nivel de mercado, si el aumento de la diversidad de género en las juntas directivas sólo significa contratar a las mismas mujeres en más juntas directivas, no hay un aumento neto de las diversas perspectivas en el mercado para el liderazgo de las juntas directivas.

Además, con las crecientes exigencias a los directores de los consejos de administración, el "overboarding" es una señal de alarma que muchos defensores de la gobernabilidad levantan con respecto a los directores que ocupan tres o más cargos en los consejos de administración.

Sin embargo, hay una explicación simple: Las juntas se enfrentan a un problema de disponibilidad. Suponiendo que las juntas directivas de las empresas sean sinceras en su deseo de aumentar la diversidad de género, las candidatas que cumplen con los estándares tradicionales son un recurso escaso. Las mujeres constituyen sólo una fracción de los puestos directivos superiores de las empresas públicas y de los puestos existentes en los consejos de administración. Como resultado, los consejos de administración corporativos están seleccionando de entre la misma y pequeña población de mujeres ejecutivas y directores existentes. 

A diferencia de la tendencia a acelerar el porcentaje de mujeres en los consejos de administración, la representación de las mujeres en los equipos ejecutivos apenas está mejorando.

Esto debería preocupar a quienes ocupan los puestos de director porque los ejecutivos alimentan el grupo de directores potenciales. Firmas como State Street, Vanguard y BlackRock han anunciado su intención de apoyar la diversidad de género dentro de las corporaciones y han comenzado a votar activamente en contra de los directores que no abordan suficientemente la diversidad de género en las juntas directivas.

Sin embargo, el aumento de la representación femenina en los consejos de administración no comienza y termina en la cima, sino que comienza en el lugar de trabajo. Las empresas deben apoyar activamente a las mujeres a lo largo de sus carreras, para que puedan ascender a puestos de responsabilidad. Las juntas directivas no pueden ser más diversas en cuanto al género a menos que también lo sea la reserva de talentos disponible.

Las cifras principales de la diversidad de género en las juntas directivas de las empresas parecen prometedoras, pero es evidente que queda mucho por hacer. Comienza mucho más abajo en la jerarquía corporativa, y con medidas que abordan los obstáculos estructurales para el avance de la mujer en el lugar de trabajo. 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar  

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies