Bill Gross se retira

El gestor estrella de PIMCO no logró repetir el mismo éxito en Janus Henderson, pero deja un legado importante

Morningstar 06/02/2019

Bill Gross está de nuevo en los titulares de los medios de comunicación, pero con menos extravagancia que en 2014, cuando anunció abruptamente su salida de PIMCO, compañía de la que había sido cofundador.

El gestor de bonos más famoso del mundo ha anunciado que ya no gestionará el fondo Janus Henderson Global Unconstrained Bond a partir del 1 de marzo, en un contexto de resultados decepcionantes.

Algunos habían temido que al dejar PIMCO, Gross provocaría una hemorragia en términos de los activos del fondo del que era responsable en ese momento: el PIMCO Total Return. La esperanza, por supuesto, era que Gross fuera capaz de replicar el éxito en Janus Henderson.

Nada de esto ha ocurrido. El fondo PIMCO Total Return siguió creciendo y rindiendo razonablemente bien (está calificado como Silver por Morningstar, rating que tenía antes de ser degradado a Bronze en septiembre de 2014). A finales de diciembre de 2018, la estrategia gestionada por Gross en Janus Henderson contaba con menos de 1.000 millones de dólares en activos gestionados, de los cuales más del 50% fueron aportados por Gross y su familia.

Esto no debería minimizar su legado. Gross ha transformado profundamente la profesión del gestor de bonos -a menudo limitado a un papel de "comprar y mantener"- para implementar puntos de vista tanto estratégicos como tácticos y hacer grandes apuestas en ciertos segmentos del mercado de bonos.

No todo es color de rosa en su carrera. En particular, sufrió por su incapacidad de cerrar su fondo a nuevas suscripciones. Sin embargo, ha logrado hacer del PIMCO Total Return un competidor difícil para muchos gestores de bonos.

 

Janus Henderson Global Unconstrained vs PIMCO Total Return

 

También dependía en gran medida de los muchos analistas y gestores de PIMCO para generar ideas y poner a trabajar unos activos en crecimiento. Pero a medida que el fondo crecía, se hizo más dependiente de más apuestas globales - qué mercados o sectores sobreponderar o infraponderar, qué sensibilidad a los tipos de interés tomar o qué posicionamiento en la curva de tipos.

Para lograrlo, Gross confió en el comité de inversiones de PIMCO, que incluía tanto a gestores generales y especializados, como también a economistas o asesores especiales (como los antiguos banqueros centrales).

Gross probablemente tenía un ego desmesurado, pero fue capaz de forzar a su empleador de entonces a atraer y recompensar adecuadamente el talento, una decisión que fue beneficiosa para la compañía cuando decidió abandonar el barco.

El episodio probablemente no ha sido el más feliz en la historia de PIMCO, pero la firma ha mostrado prueba de resistencia.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar  

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies