M&G Global Dividend: Rating Silver

El M&G (Lux) Global Dividend es uno de nuestros fondos preferidos dentro de la categoría de renta variable global de alto dividendo.

Fernando Luque 30/01/2019

El fondo se beneficia del talento y la experiencia del gestor principal Stuart Rhodes. Ha dirigido el fondo desde su creación en julio de 2008 y ha desarrollado su propio estilo de inversión orientado al crecimiento dentro de un marco de dividendos. Rodas ha sido un inversor exitoso a lo largo del tiempo, aunque con algunos períodos difíciles. Sin embargo, se ha mantenido fiel a su estilo de inversión. Rhodes cuenta con el apoyo de un equipo de cogestores y analistas experimentados. Creemos que es un inversor en dividendos comprometido y apasionado que ha cumplido a lo largo del ciclo de mercado.

La filosofía del fondo es hacer crecer el dividendo absoluto distribuido a los inversores invirtiendo en acciones que puedan alcanzar un crecimiento de dividendos por encima de la media. Por lo tanto, las acciones de alto rendimiento sin crecimiento no se encuentran normalmente en esta cartera de 50 compañías. Rodas divide la cartera en tres segmentos principales de acciones con diferentes características. La parte de calidad es el ancla más defensiva del fondo y contiene acciones como Unilever, Medtronic e Imperial Brands. La parte de activos está orientada a acciones económicamente sensibles que se encuentran en sectores como la energía, las finanzas y los materiales básicos. Por último, el crecimiento rápido contiene valores que pueden crecer independientemente del ciclo económico, como Mastercard o St James Place.

La estructura de tres partes ayuda a equilibrar la cartera, aunque el fondo tiende a ser menos estable que los demás. Su objetivo de obtener dividendos crecientes puede inclinarlo hacia las empresas cíclicas, las de capitalización media y, de vez en cuando, hacia los mercados emergentes. Esta característica más agresiva ha dado lugar a un perfil de riesgo más alto. Por ejemplo, el fondo tuvo un rendimiento inferior en 2014 y 2015 debido a su mayor exposición a las compañías cíclicas, incluyendo las de productos básicos. La corrección en el cuarto trimestre de 2018 borró el exceso de rentabilidad acumulado a principios de año. Los inversores dispuestos a aceptar esta volatilidad han sido recompensados a lo largo de un ciclo completo de mercado. El fondo se ha situado en el primer decil de su categoría durante los últimos tres y diez años que terminan en diciembre de 2018 y ha logrado métricas favorables ajustadas al riesgo en comparación con la media de sus competidores y con el índice MSCI World High Dividend Yield Index durante estos períodos.

 

PROCESO

El enfoque de este fondo está diseñado para hacer crecer el dividendo absoluto a largo plazo, a la vez que conseguir una rentabilidad relativa superior a la del MSCI ACWI. Invierte en empresas que pueden aumentar sus dividendos constantemente, mientras que normalmente evita las acciones sin crecimiento, pero de alto rendimiento. El fondo emplea un enfoque de selección de valores bottom-up por análisis fundamental. Una gestión disciplinada de la compañía y el potencial de crecimiento de dividendos son características clave que busca Stuart Rhodes, además de la valoración de las acciones y el apalancamiento financiero. Selecciona acciones con diferentes impulsores de crecimiento de dividendos para construir una cartera equilibrada que tenga el potencial de ofrecer resultados en una variedad de condiciones de mercado. La cartera está dividida en tres partes que tienen anchos de banda algo flexibles. La parte más grande (50%-60%) consiste en acciones de calidad, que son compañías a prueba de balas con una sólida trayectoria de dividendos que tienden a ser defensivas, con compañías de beta baja. La parte de activos (20%-30%) consiste en acciones más cíclicas que son sensibles a la evolución del PIB. La volatilidad de este parte de la cartera es mayor que la de las otras. La tercera parte es el crecimiento rápido (10%-20%), que contiene empresas que se benefician del crecimiento estructural.

 

CARTERA

Dado su enfoque en el crecimiento de dividendos, el fondo se inclina más hacia las acciones de crecimiento que sus competidores. El carácter del fondo lo hace infraponderar sectores tradicionales de alta rentabilidad por dividendo, pero de bajo crecimiento, como los servicios públicos y las empresas de comunicación. La mitad de la cartera se invierte en el parte de calidad del fondo, aunque para algunos subsectores como el de los productos de primera necesidad ha sido difícil para Stuart Rhodes encontrar acciones que fueran valoradas de forma atractiva.

 

RENTABILIDAD

La rentabilidad a largo plazo del fondo ha sido excepcional, situándose en el segundo percentil durante el período de 10 años que finalizó en diciembre de 2018. Durante la última década, Rhodes ha superado la media de su categoría Morningstar y el índice MSCI World High Dividend Yield Index en 300 y 100 puntos básicos anualizados, respectivamente. El fondo es también uno de los mejores en un horizonte de tres años, gracias a sus excelentes resultados en 2016 y 2017. El récord de cinco años del fondo es menos espectacular, situándose en el percentil 56. Esto se debe a la mala racha de la segunda mitad de 2014 y de todo el 2015. La estructura de la cartera debería haber equilibrar su rentabilidad, pero el desastroso comportamiento de la parte de activos eliminó parte de las rentabilidades durante este período de 15 meses. Hemos visto un patrón similar en el último trimestre de 2018: el fondo perdió un 13,4%, mientras que sus rivales perdieron un 9,8%. El bajo rendimiento en ese trimestre, encabezado por las fuertes correcciones de las principales posiciones de la cartera, como Methanex y Trinseo, borraron la buena rentabilidad del fondo durante el año. Esto Ilustra la inconstancia del fondo cuando las acciones más cíclicas están bajo presión. Su volatilidad, su ratio de captura a la baja y sus pérdidas máximas a lo largo de varios períodos apuntan a un perfil de riesgo superior a la media. No obstante, desde su creación, sus ratios de Sharpe y Sortino siguen siendo mejores que la media de la categoría y que el índice MSCI World High Dividend Yield Index.

 

GESTOR

Stuart Rhodes se unió a M&G en enero de 2004 y ha gestionado este fondo desde su creación en julio de 2008. Durante la última década, ha desarrollado la franquicia de dividendos en M&G y ha implementado con éxito su estilo de inversión distintivo. Dirige el fondo con una firma clara y ha aplicado su inversión de manera consistente. Ir a contracorriente y atenerse a sus convicciones es lo que caracteriza a Rodhes. En nuestra opinión, es un inversor talentoso que muestra dedicación a este estilo de inversión. Ha tenido éxito con este fondo, a pesar de algunos períodos difíciles y ha adquirido una valiosa experiencia a lo largo del tiempo. Cuenta con el apoyo de un equipo muy unido, incluyendo a los gestores Alex Araujo y John Weavers. Con los recursos más amplios de M&G a disposición del equipo, creemos que el fondo cuenta con los recursos adecuados. Todo esto respalda nuestra evaluación positiva del equipo que gestiona este fondo.

 

COSTE

El coste total de 0,97% para la clase limpia está en línea con la mediana de 0,92% de sus competidores.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies