Heptagon Yacktman US Equity Fund: Rating Silver

Un fondo de renta variable americana de estilo value que recibe un Analyst Rating de Silver

Fernando Luque 14/12/2018

Este fondo no se preocupa mucho del estilo de inversión, pero sí tiene en cuenta las valoraciones del mercado. Mantiene su calificación Morningstar Analyst Rating de Silver. Este fondo domiciliado en Irlanda, lanzado en diciembre de 2010, es ofrecido por Heptagon Capital Management, pero la gestión de su cartera está subcontratada a Yacktman Asset Management, que ha gestionado al fondo americano, el AMG Yacktman desde 1992. El fondo pasó de la categoría MorningstarLarge Blend a Large value el año pasado, debido a la reciente inclinación de la cartera hacía el estilo valor: su trayectoria de estilo en los últimos tres años se concentra principalmente en territorio value, aunque la cartera de junio de 2018 se sitúa en la frontera entre el estilo mixto y el estilo value. Durante la última década, el fondo de inversión estadounidense ha estado un poco más correlacionado con el Índice Russell 1000 Value que con el S&P 500, con R-cuadrados de 81.3 y 80.4, respectivamente. Ninguno de estas dos métricas es alto en términos absolutos, lo que corrobora el estilo agnóstico del fondo.

Por lo tanto, aunque no se trata de un fondo puro value, los gestores, Stephen Yacktman y Jason Subotky, toman en cuenta las valoraciones de las compañías. En términos generales, como los múltiplos de precios suben tarde en un mercado alcista como el que estamos viviendo en la actualidad, se centrarán más en las valoraciones e, incluso, están dispuestos a sacrificar un cierto grado de calidad. Esto contrasta con un entorno de valoración neutral en el que se da preferencia a empresas de alta calidad.

La aversión al riesgo de Yacktman y Subotky en el entorno actual también se refleja en el elevado peso de efectivo del fondo, que se ha situado alrededor del 25% de los activos, o más, para todo el año 2018. Durante los últimos cinco años, el peso del cash ha mantenido los ratios de downside capture en el 81% en relación con el S&P 500 y en torno al 71% en relación con el índice Russell 1000 Value.

Teniendo en cuenta que el peso del efectivo creció hasta casi el 28% en junio, la ganancia del fondo en lo que va de año hasta septiembre ha sido impresionante. Aunque el fondo quedó por debajo de la subida del 10,6% del S&P 500, ha batido al índice Russell 1000 Value en un 3,9%. La participación del fondo en Twenty-First Century Fox, que entró por primera vez

la cartera en 2014, dio sus resultados en estos últimos 12 meses. Las acciones subieron más de un 35% después de que Disney anunció en diciembre de 2017 su intención de adquirir Fox. El equipo recortó la posición en el segundo trimestre de 2018, lo que contribuyó al enorme peso en efectivo.

 

Proceso de inversión

El enfoque paciente y disciplinado del fondo le otorga una Rating positivo a nivel de Proceso de inversión. Este fondo a veces recibe la etiqueta de alta calidad, pero el precio y la valoración son lo que más importa aquí. Dicho esto, el equipo da preferencia a empresas con fuertes flujos de caja libres, deuda razonable, alta rentabilidad del capital y una modesta ciclicidad. Sin embargo, si el precio es correcto, los gestores comprarán compañías orientadas al valor o empresas cíclicas, a menudo saliendo de una recesión y de un mercado bajista. El equipo considera las acciones como bonos junior y compara sus rendimientos de flujo de efectivo libre con los de las empresas con calificación AAA.

Una vez que una acción entra en cartera, el equipo se muestra reacio a vender. Esto conduce a una baja rotación. Por otro lado, si el equipo no puede encontrar acciones baratas para comprar, dejará que el efectivo aumente hasta el 20% (o más) de los activos. El tamaño del fondo no es una preocupación inmediata de momento dada la baja rotación de la cartera y el enfoque actual hacia grandes compañías líquidas. Sin embargo, la estrategia se ha hecho demasiado grande para invertir de forma significativa pequeñas y medianas capitalizaciones,

como a finales de la década de 1990. En ese entonces, la cartera se cargó en acciones small y mid caps, debido a sus convincentes valoraciones frente a las grandes capitalizaciones. El equipo probablemente no tendría la flexibilidad para invertir de forma significativa en dichas acciones, incluso si las valoraciones llegaran a ser atractivas. Esto es especialmente cierto si el equipo planea mantener la cartera relativamente concentrada.

 

Cartera

Los gestores gestionan una cartera concentrada y de alta convicción, con más del 50% del total de la cartera de renta variable en las 10 principales participaciones a septiembre de 2018, más del doble que el índice de referencia S&P 500. Además, la preferencia del equipo por empresas con ventajas competitivas que operan en sectores que presentan flujos de beneficios más predecibles ha dado lugar a una cartera que exhibe grandes apuestas en nombres orientados al consumo y, recientemente, en tecnología de la información.

Los múltiplos de precios medios de la cartera han caído en su mayor parte por debajo del índice de referencia, pero sus posiciones tienden a ser de mayor calidad. Esto se refleja en el equilibrio cambiante entre los productos básicos de consumo y los valores de consumo discrecional. Desde que alcanzara un máximo de casi el 31% de la cartera de renta variable en marzo de 2009, los valores de consumo discrecional, sensibles a la economía, cayeron hasta el 12,5% en septiembre de 2018. Mientras tanto, el equipo ha mantenido una gran sobreponderación en productos básicos resistentes a la recesión, como Procter & Gamble.

Además, el efectivo creció hasta casi el 28% de los activos en junio de 2018, el nivel más alto del fondo desde su creación. Esto fue impulsado, en parte, por la toma de beneficios.

 

Rentabilidad

Este fondo está disponible para los inversores europeos desde diciembre de 2010, y desde entonces se ha quedado algo por debajo del índice S&P 500 y de sus competidores. Dicho esto, el historial a largo plazo de su homólogo estadounidense, el fondo AMG Yacktman, es muy sólido. Desde su lanzamiento en 1992 hasta septiembre de 2018, su ganancia anualizada del 10,4% supera al 9,8% del S&P 500. Tiene una ventaja aún mayor desde que Stephen Yacktman fue nombrado cogestor a finales de 2002.

El objetivo de los gestores es maximizar los resultados ajustados al riesgo a lo largo de un ciclo completo de mercado. Esta preocupación por el riesgo se manifiesta en su preferencia por las empresas de alta calidad, la toma en consideración de las valoraciones y la predilección por las grandes cantidades de efectivo cuando las valoraciones no son muy atractivas.

A pesar de mantener una cartera relativamente concentrada, la volatilidad a 15 años está en línea con la del S&P 500. Al igual que con las estrategias más diferenciadas, ésta puede pasar por períodos de sequía, como a finales de la década de 1990, a mediados de la década de 2000, y de nuevo desde 2012.

Aunque los gestores del fondo no son “deep contrarían”, su inclinación hacia el value y el hecho de que la cartera esté muy concentrada puede hacer que el fondo se quede desfasado con respecto al mercado en general, especialmente en las últimas fases de los mercados alcistas, en las que el equipo a menudo se pone a la defensiva. Pero esta actitud defensiva condujo a una rentabilidad relativa excepcional durante los años bajistas del 2000-2002 y 2008 y durante la corrección de 2011.

 

Gestores

Esta estrategia aseguró la continuidad de la gestión cuando su asesor Yacktman Asset Management fue vendido a Affiliated Managers Group en 2012. El acuerdo aseguró la continuidad de los tres gestores del fondo, ya que cada uno firmó un contrato de trabajo de 10 años como parte del acuerdo. El equipo también retuvo toda la autoridad en materia de inversiones, por lo que no ha habido ningún cambio en la estrategia del fondo. Considerando el éxito a largo plazo de las inversiones de Don Yacktman, Stephen Yacktman y Jason Subotky, es una buena noticia. Don Yacktman renunció oficialmente como cogestor en mayo de 2016, pero sigue siendo asesor. Este movimiento refleja el hecho de que su hijo Stephen y Subotky han gestionado el fondo día a día durante los últimos años.

Stephen ha trabajado en el fondo desde 1993 y ha sido cogestor desde finales de 2002. Subotky ha sido cogestor desde finales de 2009 y ha estado en la firma desde 2001. Ambos tienen más de un millón de dólares invertidos en el fondo de inversión estadounidense, alineando sus intereses con los de los inversores.

 

Costes

El coste total del 1,15% para la clase limpia de comisión de distribución está en el segundo quintil más caro comparado con las clases limpias de los demás fondos de renta variable estadounidense.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es