¿Qué es la indexación fundamental?

Los fondos indexados ponderados por capitalización son ineficientes y caros, dicen los críticos. ¿Qué hay de la ponderación por beneficios, dividendos o ingresos?

Morningstar 30/11/2018

La ponderación de un índice por el tamaño de una empresa debe reflejar las opiniones de todos los participantes en el mercado, permitiendo a los inversores pasivos aprovechar la sabiduría colectiva de todos los inversores activos. Pero existe el riesgo de que la ponderación por capitalización de mercado también lleve a una cartera a sobreponderar las acciones más caras del mercado. Un ETF sobre el FTSE 100, por ejemplo, estaría fuertemente ponderado en HSBC (HSBA) y Royal Dutch Shell (RDSB).

Los índices ponderados de capitalización bursátil son intrínsecamente eficientes y poco costosos de implementar. Un gestor de fondos pasivo tiene que comprar todas las acciones del índice, que en el caso del FTSE All Share y el S&P 500 supone cientos de empresas.

El peso de una acción en un índice ponderado por capitalización bursátil se mueve con el precio de la acción. Los inversores ahorran costes de transacción porque las posiciones más grandes del índice son naturalmente las compañías más grandes con la mayor liquidez. A diferencia de estos índices, los índices de indexación fundamental miden sus posiciones por métricas tales como los ingresos de las empresas, las ganancias o los dividendos en lugar del precio de las acciones. Los fondos de indexación fundamental intentan romper el vínculo entre el peso de la acción dentro de la cartera y su cotización, y se están volviendo cada vez más populares en Estados Unidos.

Estas métricas son sólo fundamentales en el sentido de que suelen ser las que utilizan los stock-pickers tradicionales para evaluar a las empresas. Sin embargo, dado que los índices fundamentales utilizan el nivel absoluto, como los ingresos totales, mantienen también un sesgo hacia los valores de gran capitalización, al tiempo que rompen el vínculo con el precio de las acciones. Las compañías más grandes generalmente tienen más ingresos/ganancias/dividendos y reciben las mayores ponderaciones en el índice. La indexación fundamental es un enfoque de ponderación intuitiva, pero ¿qué aporta realmente?

¿Se trata de una inversión en valor disfrazada?

El principal argumento en contra de la indexación fundamental es que se trata simplemente de una estrategia de valor reempaquetada como algo nuevo. La mayor parte del tiempo, cuando una cartera se desvía de la ponderación de la capitalización bursátil, la cartera ponderada de forma alternativa aumenta las ponderaciones de las acciones de menor capitalización y disminuye las ponderaciones de las acciones de mayor capitalización. El sesgo “value” inherente a la indexación fundamental proviene de dos fuentes.

En primer lugar, al ponderar sus posiciones según una métrica fundamental como los ingresos, la estrategia sobrepondera las acciones que se negocian con un múltiplo inferior. En segundo lugar, cuando la estrategia se reequilibra, reduce las acciones que han aumentado de precio en relación con esa métrica y aumenta el peso en las compañías iban a la zaga del mercado en relación con la métrica fundamental. Si bien este enfoque de ponderación favorece a las acciones de valor, su exposición al valor es menos consistente, ya que no se centra explícitamente en ellas.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar  

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies