¿Cuáles son los países más expuestos al cambio climático?

Hemos calculado la intensidad en carbono y el riesgo de carbono de los principales índices de acciones del mundo.

Fernando Luque 10/10/2018

Mapa de la Intensidad en Carbono Morningstar

Las Métricas de Carbono de Morningstar (disponibles en nuestra plataforma institucional Morningstar Direct desde mayo de 2018), permiten a los inversores examinar el impacto medioambiental y los riesgos que el cambio climático supone para sus carteras. Los fondos con mejor puntuación reciben la designación Morningstar de Bajo en Carbono (Low Carbon Designation), que indica que las empresas incluida en la cartera del fondo están en general alineadas con la transición a una economía de baja emisión en carbono necesaria para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París (es decir, mantener el aumento de la temperatura mundial en este siglo por debajo de los 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales).

Las Métricas de Carbono a nivel de cartera para los índices son medias ponderadas de los valores incluidos en esos índices. Aquí examinaremos dos métricas a nivel de índice de país: la Intensidad en Carbono y el Riesgo de Carbono. Al igual que con la sostenibilidad, el 67% de la cartera de un índice debe ser cubierto por nuestro partner Sustainalytics para poder calcular las estadísticas de carbono a nivel de cartera. Cuatro mercados tenían una cobertura insuficiente a nivel de constituyentes para ser incluidos en el análisis: Israel, Nueva Zelanda, Egipto y Tailandia.

La Intensidad en Carbono mide la huella de carbono de una cartera sumando las puntuaciones de intensidad en carbono de cada valor de la cartera sobre una base ponderada. Para calcular la Intensidad en Carbono, Sustainalytics analiza las emisiones totales de gases de efecto invernadero de las empresas por cada millón de dólares de ingresos. Los mercados de renta variable de menor intensidad en carbono del mundo incluyen Perú y los Emiratos Árabes Unidos debido a las pequeñas huellas de carbono de los bancos, telecomunicaciones y empresas inmobiliarias que dominan esos índices.

Los mercados asiáticos desarrollados de Singapur y Japón tienen una huella de carbono baja en relación con el tamaño de sus empresas, al igual que la mayoría de los mercados de Europa Occidental, siendo Suecia la que obtiene la puntuación más alta. Las economías con combustibles fósiles, Canadá y Rusia, dominan por el uso intensivo de carbono a nivel corporativo.

Las empresas chinas, estadounidenses y brasileñas no tienen una huella de carbono especialmente grande dado el tamaño de sus empresas. Las empresas indias tienen un aspecto bastante intensivo en carbono, aunque la puntuación medioambiental más amplia de la India se sitúa en torno a la media global. El país más intensivo en carbono es la República Checa, lo que no es sorprendente dado que una empresa de servicios públicos, CEZ, domina su índice.

 

 

 

Mapa del Riesgo de Carbono Morningstar

El Riesgo de Carbono evalúa el grado en que el valor de la empresa está en riesgo por la transición a una economía baja en carbono. Las empresas con bajos niveles de riesgo de carbono, según Sustainalytics, están mejor preparadas para sobrevivir y prosperar a medida que el mundo se aleja de los combustibles fósiles.

Las empresas pueden enfrentarse a una serie de riesgos relacionados con el carbono. El cambio climático puede amenazar sus activos físicos o su modelo de negocio. Pueden verse afectados por políticas o reglamentos destinados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero; sus activos de combustibles fósiles pueden quedar inutilizados; o puede haber un cambio en la percepción popular que dañe a su marca.

Algunos sectores económicos tienen un riesgo intrínseco. Se considera que el sector energético es la más arriesgado con diferencia, seguido por el de servicios públicos, el de materiales y el industrial. En el extremo inferior del espectro de riesgo de carbono se encuentran el sector de salud y el de tecnología.

El Atlas de Sostenibilidad mide los índices de los países basándose en el nivel medio ponderado de Riesgo de Carbono de las empresas que los componen. Los mercados de Europa Occidental como Suiza, los Países Bajos y Francia conllevan bajos niveles de riesgo de carbono, al igual que Japón, Corea, Taiwán y Hong Kong.

Sorprendentemente, dado que EE.UU. es un fuerte emisor de gases de efecto invernadero, un bajo nivel de valor de la bolsa estadounidense está en riesgo por la transición a una economía de bajo carbono. Esto se debe al hecho de que las compañías de salud y tecnología representan más de un tercio de la capitalización bursátil de los Estados Unidos; la energía pesa menos del 6%.

En la otra cara de la moneda está Rusia, con casi el 60% de su capitalización de mercado en reservas de energía y el mayor nivel de riesgo de carbono del mundo. También conllevan un riesgo de carbono significativo los mercados de energía pesada de Polonia y Canadá, así como Chile, con su importante exposición a los materiales básicos.

Las empresas australianas están haciendo un buen trabajo en la gestión del riesgo de carbono, dado el nivel bastante alto de Intensidad en Carbono del mercado australiano. Sudáfrica y México son historias similares. Por el contrario, Singapur, Perú y los Emiratos Árabes Unidos presentan bajas puntuaciones de intensidad en carbono, pero parecen más arriesgados si se consideran de cara al futuro.

 

 

 

Nota: La información utilizada en este artículo ha sido extraída de nuestra plataforma para inversores profesionales Morningstar DirectSi es inversor profesional y quiere saber más sobre Morningstar Direct haga clic aquí

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es