Fondos destacados: Renta Variable Estilo Valor

Hemos seleccionado algunos fondos interesantes de estilo valor en las categorías de renta variable europea, americana y global.

Fernando Luque 20/08/2018

Si uno compara las rentabilidades obtenidas por los fondos que componen las grandes categorías de renta variable de gran capitalización (me refiero a renta variable europea, a la renta variable americana o a la renta variable global), verá que hay diferencias sustanciales de rentabilidad, especialmente a largo plazo, entre los fondos de estilo valor y los de estilo crecimiento. Por ejemplo, la categoría Morningstar de Renta Variable Europa Large Cap Value (es decir, los fondos de estilo valor) consigue en los últimos 10 años una rentabilidad anualizada del 3%, mientras que la categoría Renta Variable Europa Large Cap Growth (los fondos de estilo crecimiento) alcanza una rentabilidad del 6% anual en ese mismo plazo, es decir dos veces más. También se observan diferencias a favor de los fondos de crecimiento en los fondos de acciones americanas y en los fondos de acciones globales.

Ahora bien, como se suele decir, rentabilidades pasadas no presuponen rentabilidades futuras. Invertir con la mirada puesta en el retrovisor suele conducir a errores. De cara al futuro, aunque que hay que advertir que las valoraciones de las bolsas (tanto la americana como las demás) no están en niveles que podríamos considerar como baratas, pensamos que el estilo value debería hacerlo mejor que el estilo crecimiento.

A continuación hemos seleccionado algunos fondos interesantes de estilo valor en las categorías de renta variable europea, americana y global.

 

Métropole Selection

Este fondo de estilo value ha pasado por momentos difíciles, pero creemos que los inversores a largo plazo tienen razones para quedarse en este fondo. Desde 2011, el fondo ha pasado por tres años distintos de bajo rendimiento. La ligera exposición a los sectores más defensivos del mercado, a saber, la salud y el consumo defensivo, por razones de valoración; las apuestas por valores más cíclicos; y las dificultades para generar un rendimiento constante en el sector bancario han sido la causa de estos resultados decepcionantes. Esto no quiere decir que el fondo haya tenido que luchar constantemente en los últimos años. De hecho, registró sólidas rentabilidades relativas en 2012 y 2013, pero estos períodos de bajo rendimiento han puesto de manifiesto el riesgo del fondo.

Con una cartera concentrada de 25 a 35 posiciones, seleccionadas por sus características de valor y grandes desviaciones sectoriales en comparación con sus competidores e índice, hay poco margen de error en la selección de acciones. Sin embargo, creemos que este fondo sigue siendo una opción muy sólida para los inversores dispuestos a aceptar esos riesgos y la volatilidad asociada.

A pesar de los recientes problemas, el fondo sigue superando a la media de la categoría Morningstar de renta variable europea de gran capitalización, así como al índice MSCI Europe Value en un período de 10 años y aún más desde su lanzamiento en 2002 (en la clase de acciones A más antigua).

Nuestra confianza está fuertemente apoyada por el equipo que gestiona el fondo. Cuenta con ocho gestores experimentados que trabajan de forma colegial sin asignación geográfica o sectorial. Gestionan todos los fondos de acciones de Metropole de manera similar con un compromiso con su filosofía value disciplinado.

Nos gusta la estabilidad del equipo bajo la dirección de Isabel Levy, cofundadora de Metropole, y de Ingrid Trawinski, que se incorporó a la empresa en 2007. En 2014 y 2015 se contrataron dos gestores experimentados para reforzar las capacidades de análisis. También nos gusta que los miembros más antiguos del equipo inviertan personalmente su dinero en el fondo, alineando así sus intereses con los de los inversores. El fondo mantiene su calificación de Morningstar Analyst Rating de Silver.

 

MFS® Meridian Funds - U.S. Value Fund

Nuestra mayor confianza en el equipo establecido y su enfoque disciplinado hace que hayamos aumentado recientemente el Morningstar Analyst Rating de este fondo de Silver a Gold.

Steven Gorham y Nevin Chitkara han estado al mando desde 2002 y 2006, respectivamente. Estos dos veteranos gestores aprovechan el amplio y experimentado equipo de análisis de MFS, compuesto por 29 analistas estadounidenses y 39 no estadounidenses para encontrar ideas de inversión atractivas. El equipo de análisis se ha mantenido estable, y el típico analista de renta variable cuenta con casi 15 años de experiencia en el sector y siete años de permanencia en la empresa.

El proceso es sencillo, pero los gestores lo han ejecutado de manera efectiva y consistente. Se concentran en empresas con franquicias duraderas y sostenibles, balances sólidos y flujos de caja libre significativos. Los gestores son conscientes de las valoraciones, pero prefieren comprar líderes de la industria poco populares en lugar de historias de cambios de tendencia. Como resultado, los múltiplos de precios y las métricas de rentabilidad de la cartera tienden a ser más altos que los del índice de referencia Russell 1000 Value y que los de la categoría Morningstar Large Value. Cuando los gestores compran, tienen la intención de mantenerse a largo plazo. De hecho, sobre la base de una media ponderada por capitalización, los valores de la cartera actual se mantienen desde hace más de ocho años.

Este enfoque a largo plazo y centrado en la calidad ha dado sus frutos. Desde que Gorham empezó a gestionar esta estrategia desde enero de 2002 hasta abril de 2018, la rentabilidad anualizada del fondo de inversión estadounidense del 8,0% superó a la del índice de referencia del 7,6% y superó a sus competidores Large Value con menos volatilidad.

La clase de acciones W1 del fondo domiciliado en Luxemburgo tiene un historial más corto, pero ha superado a sus competidores desde su creación en 2010. El enfoque de la gestión en franquicias duraderas y de alta calidad ha ayudado al fondo a mantenerse bien en los mercados bajistas. El sólido historial del fondo puede atribuirse en gran medida a un rendimiento superior en los mercados a la baja, un producto de su inclinación por la calidad. Sin embargo, el fondo también ha mantenido un ritmo impresionante en los mercados alcistas.

Sin embargo, hay que vigilar el tamaño de la estrategia. Los gestores gestionan ahora unos 80.000 millones de dólares en este mismo estilo. MFS ha limitado las nuevas cuentas institucionales, lo que ha ayudado a frenar los flujos de entrada. Y el sesgo de gran capitalización del fondo, que persistió incluso cuando el patrimonio del fondo era menor, es adecuado para gestionar bien el tamaño del fondo.

 

Franklin Mutual Global Discovery Fund

Franklin Mutual Global Discovery tuvo dificultades en 2017 debido a su sesgo de valor y a algunas selecciones de acciones que lo hicieron mal. Aún así, esperamos que el fondo tenga un buen comportamiento a largo plazo, gracias a su sólido proceso y a su experimentado equipo. El fondo obtiene una calificación Morningstar Analyst Rating de Bronze.

El equipo de la Serie Mutual de Franklin es amplio y permanente, lo que proporciona confianza en que el proceso de deep-value del fondo se ejecutará de manera consistente. El grupo de 27 profesionales de inversión tiene un promedio de 21 años de experiencia en la industria, con más de 13 años de media con el equipo de Mutual Series. El equipo también ha dedicado expertos en fusiones/arbitraje y deuda en dificultades, una característica de identificación y marca registrada del estilo de Mutual Series.

El enfoque bottom-up de la gestión está orientado principalmente hacia acciones baratas, pero incluye fusiones-arbitraje y deuda en dificultades. Centrarse en los fundamentales le ayuda a mirar más allá de las caídas del corto plazo para comprar más cuando piensa que un valor se ha convertido en una ganga. A mediados de 2015, el equipo gestor colocó a Volkswagen entre las 25 mayores posiciones porque pensaba que su cotización no reflejaba el valor de sus divisiones de Porsche y Audi.

Cuando las acciones de Volkswagen se desplomaron con el escándalo de las emisiones, el equipo gestor reevaluó el valor de la empresa, incluyendo el impacto de las posibles multas y la pérdida de ventas, e incrementó el número de acciones que el fondo poseía en aproximadamente la mitad.

Este enfoque en los fundamentales también ayudó a los gestores a añadir compañías como Royal Dutch Shell y Symantec después de que los precios de las acciones bajaran en 2015, y esas acciones se convirtieron en los principales impulsores del fondo en 2016. Los inversores deben tener en cuenta que este fondo no es un clon de su hermano estadounidense. Las estrategias son muy similares, pero tienen algunas diferencias que pueden llevar a divergencias significativas a corto plazo en términos de rentabilidad. A diferencia del fondo americano, la exposición a divisas distintas del dólar estadounidense no está cubierta en este caso.

La ejecución no ha sido tan impresionante durante el mandato de los gestores (enero de 2010 a marzo de 2017). Las rentabilidades de esta cartera están por detrás de la media de la categoría, pero se han quedado aún más rezagadas con respecto al índice MSCI World Value y, por un margen aún mayor, con respecto al índice de referencia MSCI World. Los resultados son mejores sobre una base ajustada al riesgo, gracias a una menor volatilidad a largo plazo que la media de su categoría.

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es