¿Cómo elegir un ETF sostenible?

Apuntamos a una serie de consideraciones que los inversores deberían tener en cuenta a la hora de seleccionar un ETF centrado en ESG

Hortense Bioy, CFA 31/07/2018

A medida que la inversión sostenible se generaliza, el menú de fondos negociados en bolsa centrados en factores medioambientales, sociales y de gobernabilidad está creciendo. En la actualidad cotizan en la Bolsa de Londres, por ejemplo, cerca de 30 ETFs de este tipo, con unos activos combinados de 4.800 millones de libras esterlinas.

Si bien esta creciente oferta es una gran noticia para los inversores, también requiere una mayor atención. No hay dos ETF de tipo ESG idénticos y la complejidad va en aumento. Y cada vez es más importante entender lo que hay debajo del capó de estos fondos. Aquí le ofrecemos una lista de consideraciones clave que los inversores pueden tener en cuenta al elegir un ETF de tipo ESG.

¿Cuál es el enfoque ESG del fondo y las métricas que utiliza?

En primer lugar, un inversor debe decidir si el enfoque del índice subyacente de un ETF, las preocupaciones medioambientales, sociales y/o de gobernanza y las métricas que utiliza están alineadas con los criterios ESG que desea enfatizar.

Por ejemplo, hay muchas métricas medioambientales, incluyendo la intensidad de las emisiones de carbono, las reservas de combustibles fósiles y los ingresos verdes. Diferentes métricas reflejan diferentes atributos de las compañías, y la elección de una métrica sobre otra puede llevar a una composición de fondos diferente.

¿Aplica el fondo determinadas exclusiones?

Muchos ETFs de ESG utilizan algún tipo de evaluación excluyente basada en valores o normas, además de su consideración de los factores de ESG. Los inversores deben valorar si las exclusiones de un índice, o la falta de ellas, se alinean con sus creencias y objetivos de inversión.

La Teoría Moderna de Cartera sugiere que limitar el universo de inversión, especialmente cuando se hace sobre una base puramente no financiera, fuerza a un inversor a tener una cartera menos eficiente que tendrá un menor rendimiento ajustado al riesgo que una cartera más eficiente seleccionada sobre un universo más amplio. Las exclusiones más comunes incluyen el tabaco, el alcohol, las armas polémicas y los juegos de azar.

¿Existen sesgos sectoriales y geográficos?

Las puntuaciones ESG tienden a variar según las zonas geográficas y los sectores. Por ejemplo, Europa es la primera región del mundo en cuanto a sostenibilidad, mientras que los mercados emergentes tienden a obtener malos resultados. Algunos sectores, como el petróleo y el gas, son propensos a obtener bajas puntuaciones globales de ESG. Pero otros, como la tecnología, pueden tener puntaciones más altas debido a la naturaleza de los negocios subyacentes. Los sesgos sectoriales y geográficos pueden afectar el comportamiento del fondo en relación con el mercado en general.

¿Cuál es el tracking error del fondo en relación con el mercado?

Existe una compensación potencial entre las altas puntuaciones de ESG, por un lado, y una amplia diversificación y un bajo tracking error o error de seguimiento, por el otro. Por ejemplo, los inversores más comprometidos con la sostenibilidad pueden favorecer la exposición "más pura" al ESG, pero a expensas de una cartera más concentrada con un mayor error de seguimiento. Los inversores que deseen sustituir una asignación de cartera básica pueden estar más dispuestos a comprometer la pureza de las participaciones de ESG a cambio de conservar los beneficios de la diversificación y reducir los errores de seguimiento. Dicho esto, se pueden utilizar técnicas de optimización para minimizar los errores de seguimiento.

¿Cobra el fondo una prima ESG?

Las comisiones cobradas por los ETFs especializados en ESG son generalmente más altas que las cobradas por sus competidores pasivos más tradicionales. Este es especialmente el caso de algunos de los fondos más antiguos y de aquellos que se centran en temas específicos, como el agua o la energía limpia.

¿Cuál es el historial de rentabilidad del fondo?

El análisis de la rentabilidad puede ser un reto, ya que la mayoría de los nuevos ETFs de ESG siguen índices que tienen un historial muy corto. Esto significa que un análisis basado en los retornos a menudo debe basarse en pruebas retrospectivas, que pueden ser manipuladas, ya sea conscientemente o no, para lograr los resultados deseados.

¿Es la gestora responsable?

Los inversores deben seleccionar gestoras responsables que voten en las asambleas de las compañías y se comprometan con una variedad de temas de ESG para abogar por mejores prácticas y promover cambios. Es especialmente importante asociarse con un gestor de activos que tenga fuertes prácticas al seleccionar fondos que incluyan, en lugar de excluir, a los rezagados en términos de sostenibilidad.

¿Cuánto de sostenible es realmente el fondo?

No siempre es fácil para los inversores evaluar objetivamente cómo de sostenible es realmente un ETF de ESG y cómo podría compararse con otras opciones del mercado. Para ayudar a los inversores a comprender los perfiles de sostenibilidad de los fondos en los que invierten, Morningstar creó la Calificación de Sostenibilidad Morningstar para los fondos. La calificación evalúa los fondos en base a lo bien que cada una de las compañías incluidas en el fondo cumple con un conjunto de criterios de ESG.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Hortense Bioy, CFA

Hortense Bioy, CFA  is director of passive fund research in Europe.