Apple y su ventaja competitiva

¿Tendrá alguna vez Apple una amplia ventaja competitiva?

Morningstar 02/07/2018

 

Apple tiene una marca de primera clase, una sólida cartera de productos y una amplia oportunidad de ganar cuota en muchos mercados finales. Sin embargo, los cortos ciclos de vida de los productos y la intensa competencia impedirán a la empresa, en nuestra opinión, crear una amplia ventaja competitiva (Wide Moat).

Hoy en día, asignamos a Apple una ventaja competitiva estrecha (Narrow Moat), gracias a los costes de cambio relacionados con la plataforma iOS. Es posible que los usuarios actuales de iOS se muestren más reacios a abandonar el ecosistema de Apple para futuras compras. Gran parte del crecimiento exponencial de Apple en los últimos años ha sido el resultado de la construcción del primer smartphone verdaderamente revolucionario -el iPhone- que integró hardware y software, así como una robusta tienda de aplicaciones y un ecosistema que atrajo a nuevos usuarios a la plataforma. Aunque la ventaja de Apple de ser el primero y el "crecimiento fácil" de nuevos usuarios de teléfonos inteligentes se ha acabado, la compañía debería conservar su base de clientes premium existente y todavía podría atraer a algunos usuarios de Android con el tiempo.

También hemos asignado a Apple una tendencia de ventaja competitiva positiva (Moat Trend). La oferta de iCloud de la empresa debería aumentar los costes de conmutación asociados a los dispositivos iOS, ya que cada vez son más los clientes que utilizan los servicios iOS nativos de Apple así como medios y aplicaciones de Apple en sus dispositivos iOS y deciden cargar este contenido en iCloud. Los costes de conmutación también están aumentando a medida que Apple disfruta de fuertes ventas de segundos y terceros dispositivos de hardware. Los clientes que poseen varios dispositivos tendrían menos probabilidades de buscar dispositivos alternativos que serían incompatibles con estos productos. Además, es posible que estos clientes se sientan más inclinados a comprar aún más dispositivos Apple, como Macs, Apple Watches y Apple TV.

Dicho esto, no creemos que los costes de cambio sean abrumadores. Los cortos ciclos de vida asociados a los productos de Apple evitarán que la empresa gane una amplia ventaja competitiva. Y si Apple lanzara alguna vez un producto defectuoso, un fracaso a nivel de producto o sistema operativo, o si un dispositivo perdiera un aspecto significativo de la funcionalidad, los clientes podrían no seguir pagando primas por los productos de Apple.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar