Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Cómo mantener la calma tras la caída bursátil

Entrevistamos a Steve Wendel, responsable de ciencias del comportamiento en Morningstar

Morningstar 06/02/2018

Haga clic en la imagen para ver el video

 

Jeremy Glaser: Para Morningstar, soy Jeremy Glaser. Con los principales índices cayendo más de un 4% hoy, parece un buen momento para sentarnos con Steve Wendel, es nuestro responsable de ciencias del comportamiento en Morningstar, con algunas ideas sobre cómo mantener la calma cuando el mercado no lo es.

Steve, gracias por acompañarnos.

Steve Wendel: Gracias por invitarme.

Glaser: Todos sabemos que el consejo es generalmente no mirar su cartera cuando uno tiene un día como este, pero eso es realmente difícil de hacer, ¿verdad? ¿Podríamos esperar razonablemente que los inversores no comprueben su cartera cuando ven tanta volatilidad?

Wendel: Primero, ese es un buen consejo. Hay muchas investigaciones sobre cómo la frecuencia con que uno mira su cartera, especialmente durante las crisis del mercado, puede distorsionar su comportamiento y causarle problemas. Pero todos somos humanos. He estado mirando mi cartera también durante todo el día, sólo por curiosidad. Afortunadamente hay una variedad de cosas que podemos hacer para ayudarnos a calmarnos y regresar a nuestro ser racional.

Glaser: ¿Cuáles son algunas de estas estrategias?

Wendel: Una variedad de buenas técnicas que puede utilizar. La primera es recordar que nuestras mentes nos engañan. Es decir, fundamentalmente, la volatilidad, a la baja o al alza, sólo son datos. En cuanto a la caída que acaba de ocurrir, eso es pasado. Eso se ha ido. No hay nada que podamos hacer sobre lo que acaba de pasar. Es realmente mientras pensamos en lo que va a pasar que nuestras mentes toman esos datos y aplican una historia. Si usted no sabe lo que es esa historia, es probablemente el sesgo de la experiencia (rencency bias): pensar que lo que acaba de ocurrir está a punto de suceder. Pero cuando pensamos en eso racionalmente, sabemos que no es así. Una de las cosas que podemos hacer es redondear esa historia: Esto acaba de suceder; esto es lo que creo que está a punto de suceder; ¿qué es lo que puede hacer? La mayoría de los inversores profesionales saben que esto significa que hay gangas. Los mismos datos exactos. Un resultado muy diferente.

Glaser: Digamos que estás preparado para eso, pero vemos unas fuertes ventas. Hay más volatilidad. ¿Hay algo que pueda hacer ahora para prepararse para el futuro? Uno podría estar buscando gangas durante un buen tiempo.

Wendel: Sí. Absolutamente. La regla número uno es externalizar. Es sacarlo de su cabeza y tomar decisiones con calma y bien pensadas ahora para ayudarnos de cara al futuro. Ahora una variedad de formas de hacerlo. Una de las maneras en que uno puede hacer eso es buscar fricción intencionalmente, así que si uno está trabajando con un asesor o simplemente con uno mismo, establezca una regla para usted mismo. Voy a tener un período de espera de tres días antes de hacer cualquier cambio. Por ejemplo, si está trabajando con un asesor, dígale al asesor que sólo debe hacer un cambio si usted y su cónyuge están allí.

Piense en maneras en que usted puede retrasarse para tomar decisiones precipitadas. Otras técnicas que usted puede utilizar, por supuesto, son escribir las reglas que quiere seguir: sólo si el mercado cae por este porcentaje en un período de tiempo determinado. Y luego uno revisa esas reglas una y otra vez en lugar de revisar la cartera e inventar una historia de cómo van a suceder las cosas malas.

Algunas otras técnicas que puede utilizar son mirar el poder emocional de su política de inversión. Mire lo que escribió para sí mismo, o si aún no lo ha escrito, por supuesto, debería hacerlo. Escriba no sólo cuáles son sus metas financieras, sino qué le preocupa. Lo que le importa y cómo eso expresa quién es. Entonces, en tiempos difíciles, uno mira hacia atrás y dice, fundamentalmente lo que me importa, lo que valoro, ¿ha cambiado? Probablemente no. Es un contrapunto a las historias vívidas y locas que se nos ocurren cuando vemos una caída del mercado.

Glaser: Por supuesto, siempre tiene sentido separar el mundo real y su vida real de su cartera. Especialmente si tiene 20, 30 años para jubilarse.

Wendel: Correcto. Así que el desafío es cómo luchar lo vívido con vívido? Conseguimos estas imágenes vívidas de un colapso del mercado, etc., pero en realidad es sólo una de las cosas a las que podemos prestar atención. Piense en lo que esto significa para sus objetivos? Probablemente no demasiado y especialmente en un horizonte de 20 ó 30 años. ¿Qué otras cosas tienes que hacer en su vida? Juegue con sus hijos, ayude a su familia, haga su trabajo, etc. Así que uno balancea esa cosa vívida con todas las otras cosas que tiene que hacer en su vida. Puede ayudar a poner las cosas en perspectiva.

Glaser: Steve, gracias port us ideas.

Wendel: Un placer estar aquí. Gracias por invitarme.

Glaser: Para Morningstar, soy Jeremy Glaser. Gracias por seguirnos. 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar