Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

¿Cuándo volverá a despuntar el value?

El éxito de acciones de crecimiento, como Apple y Facebook, explica que la inversión value haya obtenido recientemente peores resultados relativos

Dan Lefkovitz 10/01/2018

La historia sugiere que las acciones de valor baten a las de crecimiento a largo plazo. Los inversores se ven compensados por el riesgo de poseer compañías problemáticas a bajo precio. Pero el comportamiento reciente del mercado ha dejado a muchos inversores preguntándose cuándo volverá a estar de moda el estilo “value”. Por supuesto, predecir el momento de inflexión del mercado es imposible. El inesperado, poderoso y, en última instancia, efímero repunte de las acciones de valor tras las elecciones americanas demuestra este punto.

Sin embargo, podemos utilizar las valoraciones para predecir las rentabilidades futuras a largo plazo tanto para el estilo crecimiento como para el estilo valor. Aplicando las estimaciones de valoración de Morningstar de los analistas bursátiles a los índices de valor y crecimiento, parece que las valoraciones del mercado estadounidense implican una mayor rentabilidad esperada para las acciones value en el futuro. Sin embargo, el comportamiento del mercado bursátil desde 2009 ha dejado a la mayoría de las acciones en zona de sobrevaloración, incluidas las que tienen un sesgo value.

Algunas lecciones de la historia reciente

En 2017, el Morningstar US Growth subió un 29,5% (en dólares estadounidenses), una ganancia que representa el doble de la que obtuvo el índice Morningstar US Value, lo que recuerda la burbuja de las puntocom a principios de siglo: en 1998, el índice Morningstar US Growth ganó un 39,8% frente a una subida del 14,1% para el índice value. En 1999, el Morningstar US Growth Index avanzó un 44,5%, mientras que el índice US Value cayó un 1,3%.

Luego la burbuja explotó y las cosas cambiaron: en 2000, el Morningstar US Value Index ganó un 10% mientras que el Growth Index perdió un 28,5%. El Índice de valor sufrió mucho menos que el índice de Crecimiento en el mercado bajista de los dos años siguientes.

La crisis financiera golpeó duramente la inversión en valor: el Morningstar US Value Index cayó un 58,8% desde el 1 de agosto de 2007 hasta el 28 de febrero de 2009, fecha en que comenzó el actual mercado alcista. Para ser justos, el índice de crecimiento también disminuyó un 45,2% durante ese periodo.

Pero el estilo crecimiento ha claramente superado al estilo value desde los mínimos del mercado en 2009. El análisis sectorial es parte de la explicación: el sector financiero, tradicionalmente un sector value, no se ha recuperado completamente de la crisis; el ascenso de Amazon ha aplastado a la industria minorista; y algunas compañías tecnológicas han obtenido ganancias récord.

 

 

El hecho de que los valores de crecimiento que más han subido hayan recibido el acrónimo de  FAANG – en referencia a Facebook (FB), Apple (AAPL), Amazon (AMZN), Netflix (NFLX) y Google (GOOGL) – ha empujado a muchos inversores a coger este tren.

¿Qué pueden hacer los inversores?

Los analistas de Morningstar asignan estimaciones del fair value (o valor razonable) a aproximadamente 1.500 compañías en las que el “moat”, o ventaja competitiva sostenible, es un input crítico. Una empresa con una ventaja competitiva podría verse cara según la relación precio/beneficio, pero aún así, estar infravalorada debido a su capacidad de mantener sus beneficios.

En última instancia, creemos que los precios de las acciones convergen con su fair value. Por supuesto, uno podría vender sus acciones por completo, aunque acertar con el momento es notoriamente difícil. Mantenerse diversificado a través de estilos, tamaños de empresa, regiones y acciones, bonos y otras clases de activos también es sensato. Dentro de la renta variable, también existe la opción de ser selectivo: las empresas infravaloradas en la cartera "wide moat" construida por los analistas de Morningstar incluyen compañías con rating de cuatro estrellas como Starbucks (SBUX), Disney (DIS) y 21st Century Fox (FOXA).

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Dan Lefkovitz  Dan Lefkovitz is Content Strategist, Indexes Product Management.