¿Más es mejor?

Cómo el exceso de opciones afecta a los inversores y cómo los asesores financieros pueden ayudarles

Morningstar 22/12/2017

Los inversores que están buscando hacer nuevas inversiones tienen muchas más opciones que nunca. Ahora hay más de 6.000 fondos (sin contar las distintas clases de un mismo fondo) disponibles a la venta en nuestro país. 

Aunque la mayoría de las personas pueden pensar que, cuantas más opciones mejor, los análisis sugieren que podría ser justamente lo contrario. Muchos estudios han demostrado que cuando se presentan miles de opciones en el mercado, los inversores pueden experimentar una sobrecarga de opciones, un sesgo causado por estar abrumados con demasiadas opciones. Esto puede traer una serie de problemas tanto para los inversores individuales como para sus asesores financieros.

3 maneras en que el exceso de opciones afecta a los inversores

1)     Los inversores se rinden y no hacen nada. Un estudio conducido por Sheena S. Iyengar, Gur Huberman y Wei Jiang (2003) encontró que las tasas de participación de los empleados en los planes de pensiones de empleo en Estados Unidos son más altas en planes con menos opciones. En particular, por cada 10 fondos agregados al plan, las tasas de participación de los empleados se redujeron entre un 1,5% y un 2%. Al enfrentarse a más opciones, muchas personas optaron por no comprometerse.

2)     Los inversores eligen lo que llama su atención de forma inmediata. Brad M. Barber y Terrance Odean (2007) realizaron un interesante estudio que examinó los efectos de la cobertura mediática sobre las entradas en fondos de inversión y los comportamientos de compra de los inversores. Descubrieron que los inversores particulares se inclinaban por inversiones que habían atraído la atención del público recientemente, ya sea que aparecieran en las noticias o tuvieran flujos y rentabilidades anormales. Esto significa que los inversores son más propensos a comprar acciones o fondos cuyos precios se inflaron de forma temporal, lo que lleva a rentabilidades posteriores decepcionantes.

3)     Los inversores caen en la trampa de la diversificación ingenua. Un estudio realizado por Shlomo Benartzi y Richard Thaler (2007) encontró que el porcentaje que los empleados invirtieron en sus planes de ahorro para la jubilación se correlacionaba positiva y significativamente con el número relativo de fondos en el plan. Esto significa que cuando se enfrentan a demasiadas opciones, los inversores dividirán sus activos uniformemente entre todas las opciones, en lugar de seleccionar únicamente las inversiones adecuadas y asignarlas de acuerdo con sus objetivos financieros. Esto plantea la preocupación de que los inversores no estén diversificando su cartera de la manera más óptima posible si se limitan a basar su decisión en el número de fondos.

3 maneras en que los asesores pueden ayudar a sus clientes con el exceso de elección

1)     Identificar objetivos. Ayude a sus clientes a identificar sus metas financieras y los principales criterios para tomar una decisión de inversión. Luego, utilícelo para reducir las opciones y guiarlos en su elección. Esto permitirá a sus clientes tomar decisiones más tangibles.

2)     Organizar y simplificar. Proporcione una estructura y limite el número de recomendaciones que da a los clientes. Categorizar o priorizar las opciones de sus clientes antes de presentarlas también puede ayudar a que sus clientes juzguen racionalmente entre las opciones.

3)     Establezca límites de tiempo. Sus clientes pueden estar tan ansiosos que les resulta difícil decidir sin una fecha límite. Fíjeles un plazo adecuado en función de la importancia de la decisión.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar