Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

El desafío de los gestores activos

Los gestores activos a menudo tienen dificultades para batir a sus índices de referencia, de lo que se ha aprovechado la gestión pasiva

Morningstar 15/11/2017

Varios estudios académicos han explicado desde hace bastante tiempo cómo la gestión pasiva -el reproducir la rentabilidad de un índice de mercado- es más eficaz a largo plazo que confiar el dinero a un gestor activo, que tendrá más dificultades para superar su índice de referencia.

La razón de este bajo rendimiento por parte de los gestores activos son las comisiones que cobran a los inversores. Lógicamente, tras la crisis financiera de 2008, estos últimos han reevaluado sus opciones y han apostado ampliamente por la gestión pasiva. Esto, además de unas regulaciones más estrictas y la demanda de una mayor transparencia, ha atraído aún más la atención sobre el peso de los costes de gestión y su inclusión en el proceso de selección de gestores.

Dispersión entre activos

La noción de dispersión puede tener varios significados, por la definimos como el rango de rentabilidades que se puede esperar de un fondo o de un activo financiero.

El siguiente gráfico ilustra la evolución de la dispersión de la rentabilidad de los mercados bursátiles comparando los que mejor lo hacen con los que peor se comportan, a través de un universo de 47 mercados, teniendo en cuenta la brecha entre los percentiles 10 y 90 en un periodo de 5 años.

El objetivo es determinar el grado de dispersión entre los mercados de renta variable en el que un inversor tendrá que elegir. En los últimos veinte años, este grado de dispersión se ha reducido a un mínimo histórico (13% comparado con un máximo del 40% en 1998).

Hay que tener cuidado en asegurar la sostenibilidad de tal observación, pero el dato ilustra uno de los desafíos a los que se enfrentan los gestores activos hoy en día.

 

Para vincular estos dos elementos, hemos analizado el coeficiente de determinación entre el nivel de dispersión observado en los mercados y el rendimiento extra alcanzado por los gestores de la categoría Renta Variable Global Capitalización Flexible en relación con su índice de referencia.

La relación entre las dos variables es relativamente alta, ya que el coeficiente de determinación (R²) ha sido de 0,85 desde 2005, lo que significa que alrededor del 85% de la rentabilidad de los gestores activos de esta categoría se explica por la evolución de la dispersión entre mercados bursátiles.

 

 

¿Es esta relación pura coincidencia o hay elementos causales? En caso afirmativo, ¿es estructural o coyuntural?

Una explicación estructural de la dificultad de los gestores activos para superar a su índice de referencia es sin duda de orden informacional: dado que el acceso a la información se ha vuelto masivamente democrático, es relativamente más difícil batir a los índices.

Pero el análisis también muestra el impacto de ciertos factores más coyunturales. Así, si nos detenemos en las fases de recesión económica, podemos ver un aumento en la dispersión de las rentabilidades. Esto sugiere que, durante estos períodos, algunos gestores activos consiguen destacar sobre el pelotón.

Además, el bajo grado de dispersión puede explicarse por la política monetaria no convencional, que ha reducido las primas de riesgo de muchas clases de activos y ha empujado a los inversores a invertir en activos de riesgo, lo que ha contribuido significativamente a la apreciación de los múltiplos de valoración y de los mercados bursátiles.

El retorno de la volatilidad o un movimiento de corrección sin duda alguna conduciría a una mayor divergencia entre las bolsas, y permitiría a los mejores gestores activos superar al mercado.

Estos factores juegan un papel importante en la evaluación y selección de un gestor activo. Si bien es importante reconocer que los inversores han pasado por un período difícil desde hace varios años, es importante que estos sean capaces de elegir dentro del universo de la gestión activa con el fin de seleccionar los gestores más capaces de preservar su capital en tiempos de corrección de los mercados.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar