Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Smart Beta: Minimum Volatility ETFs

En este video explicamos brevemente en qué consisten los ETFs de mínima volatilidad

Morningstar 12/09/2017

 

 

 

Kenneth Lamont: Hoy me gustaría continuar con nuestra introducción a la serie de beta estratégica examinando la volatilidad mínima. Las estrategias pasivas de baja volatilidad se han convertido en una de las estrategias de beta estratégica más rentables y más populares. En los últimos tres años, los fondos pasivos de mínima volatilidad han atraído más de 3.000 millones de euros en entradas netas.

En pocas palabras, la inversión de mínima volatilidad consiste en seleccionar una cartera de acciones de bajo riesgo. Esta estrategia ha recompensado a los inversores con rentabilidades ajustadas al riesgo por encima de las alternativas ponderadas por capitalización de mercado.

Las métricas comunes utilizadas para identificar un valor de bajo riesgo son la desviación estándar, la desviación estándar a la baja y la beta.

No es sorprendente, dada la naturaleza defensiva de la inversión de mínima volatilidad, que estas estrategias han ayudado a amortiguar las caídas en los periodos de bajada de los mercados, pero también se han quedado por debajo de sus homólogos ponderados por capitalización en fases de subida de los mercados. Los inversores no deben esperar que estas estrategias generen rentabilidades por encima del mercado, pero deben ofrecer un comportamiento más suave y superar a la mayoría de sus competidores sobre una base ajustada al riesgo.

Los inversores en estrategias de baja volatilidad deben ser conscientes de que están haciendo una apuesta de calidad implícita, ya que las acciones de baja volatilidad también tienden a operar con menor apalancamiento y tener un crecimiento de ganancias más estable.

La naturaleza altamente cuantitativa de las estrategias de mínima volatilidad las convierte en un ajuste perfecto para el enfoque basado en reglas de la inversión pasiva.

Actualmente hemos otorgado una calificación Silver a cuatro ETFs de la gama iShares Edge Min Vol - que cubren el mercado mundial, los mercados emergentes, las grandes compañías estadounidenses y las acciones europeas. Estos fondos aplican varias limitaciones, como restricciones sectoriales para asegurar que los inversores no tomen apuestas no intencionadas.

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Morningstar