Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

¿Están los mercados en valoraciones extremas?

Por primera vez desde la crisis financiera del 2008 casi todos los mercados del mundo están caros desde una perspectiva histórica.

Fernando Luque 25/07/2017

Hoy en día hay mucho debate sobre las valoraciones de los mercados y en especial sobre si esas valoraciones han llegado a niveles extremos. Hay muchas maneras de abordar esta cuestión. En Morningstar seguimos aferrados a las fuentes fundamentales de las rentabilidades a largo plazo de las acciones. ¿Y cómo han evolucionado recientemente algunas de las métricas más utilizadas para valorar los mercados desde esa perspectiva fundamental? Uno puede calcular, por ejemplo, la media (en términos de percentiles) de tres ratios como el precio sobre el valor contable, el precio sobre ventas y el CAPE 10 (que es el PER de Shiller ajustado cíclicamente, tomando los 10 últimos años de beneficios y cotizaciones bursátiles). El resultado, calculado ara los principales mercados mundiales (Estados Unidos, Europa excluyendo a Reino Unido, Japón, Asia excluyendo a Japón, Reino Unido y los mercados emergentes) aparece en el gráfico adjunto.

La idea es identificar periodos de euforia y de miedo extremo en esos mercados: un nivel próximo al 100% indicaría una situación de euforia en la que convendría reducir el riesgo, un nivel próximo a 0% representaría una gran oportunidad de compra y un nivel de 50% indicaría una valoración normal respecto a los datos históricos.

Podemos observar que esta simple medida de valoración ha conseguido identificar bastante bien las oportunidades de compra del 2009 y 2012; y también indica que en 2007 los principales mercados mundiales estaban claramente en territorio de valoración extrema.

¿Dónde estamos ahora?

El gráfico también indica que por primera vez desde la crisis financiera del 2008 casi todos los mercados del mundo (y en especial el mercado americano) están caros desde una perspectiva histórica. Algunos pueden poner en duda una metodología que ha funcionado bastante bien en el pasado. Nosotros seguimos pensando que un enfoque de valoración a largo plazo debería aplicarse de la misma manera en cualquier periodo (en 1917, en 2017 o en 2117).

Bajo esta premisa el gráfico siguiente muestra el exceso de rentabilidad que los inversores podrían conseguir a largo plazo en distintos tipos de activos. Al mismo tiempo evidencia el reto que tienen hoy en día esos inversores para conseguir rentabilidades decentes para sus ahorros.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es