Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Flujos de Fondos Europa 2016: Tipos de activo

No ha sido un buen año para los fondos de renta variable que sufrieron reembolsos de unos 76.000 millones de euros

Ali Masarwah 27/01/2017

Los sucesivos episodios de volatilidad que han vivido los mercados de renta variable y de renta fija han influido en muchos inversores de fondos europeos en 2016, como lo atestiguan las menores entradas de dinero en fondos con vocación a largo plazo. Según los cálculos de Morningstar, estos fondos han registrado unas entradas netas de unos 75.000 millones de euros a lo largo del año pasado, muy lejos de los niveles observados en 2015 y 2014, cuando los fondos a largo plazo disfrutaron de unos flujos netos de unos 302.000 millones de euros y 411.000 millones de euros, respectivamente.

Los principales culpables de esta desaceleración han sido los fondos de acciones que sufrieron unas salidas netas por valor de unos 76.000 millones de euros durante el año, el peor resultado de cualquier año natural desde 2008. Los flujos de fondos hacia fondos mixtos y fondos alternativos se mantuvieron cómodamente en terreno positivo, con unas entradas netas relativamente modestas de unos 31.000 millones de euros y 39.000 millones de euros respectivamente.

Los fondos de renta fija fueron el único grupo de fondos que se mantuvo fuerte durante el año 2016, con entradas de 80.100 millones de euros. Esto puede explicarse por la voluntad de los inversores de buscar rendimiento en un mercado fuertemente influenciado por el Banco Central Europeo, que continuó implementando su programa de compra de bonos iniciado en el primer trimestre de 2015. La tendencia de menores tipos de interés se detuvo en octubre, momento en el que los rendimientos de los bonos comenzaron a subir. Queda por ver si el movimiento ascendente de tipos continuará en 2017.

Hubo varios eventos que hicieron disminuir el apetito de los inversores por invertir dinero fresco en los fondos europeos, comenzando por las preocupaciones a principios de año sobre el crecimiento económico global. Los inversores vendieron masivamente sus fondos de renta variable y se refugiaron en inversiones seguras, como los bonos alemanes y suizos. Esto hizo que los rendimientos de los bonos se adentraran en territorio negativo para amplios segmentos de estos mercados.

Los rendimientos se redujeron en los primeros nueve meses del año, mientras que los mercados de valores repuntaron hacia arriba. El voto Brexit del Reino Unido supuso un aumento de la volatilidad a finales de junio. Curiosamente, el rally de las bolsas en noviembre impulsado por la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos no logró generar una participación entusiasta entre los inversores europeos de fondos. Los flujos en fondos de renta variable sólo se recuperaron modestamente mientras, que varias categorías Morningstar de renta fija sufrieron reembolsos en los últimos dos meses del año. Estos cambios abruptos en el sentimiento claramente amortiguaron el apetito de los inversores por el riesgo.

Este modo risk-off también se ha traducido por altas entradas en fondos del mercado monetario, que ofrecen seguridad, pero sin rentabilidad en tiempos de tipos de interés cero en toda Europa. Estos vehículos de corto plazo captaron cerca de 112.000 millones de euros, el nivel más alto registrado en cualquier año desde que Morningstar comenzó a recopilar datos de flujos de fondos en Europa en 2007.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Ali Masarwah

Ali Masarwah  Ali Masarwah ist als Chefredakteur für die deutschsprachigen Seiten von Morningstar verantwortlich.