Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Análisis de categoría: Mixtos Flexibles

La categoría no destaca especialmente en rentabilidad, pero algunos fondos españoles nos parecen interesantes

Fernando Luque 13/12/2016

Sobre el papel los fondos mixtos flexibles lo tienen todo para triunfar. De ahí quizás el éxito que están cosechando a nivel de flujos de dinero. En los últimos 12 meses (a fecha de finales de septiembre) la categoría Morningstar de Mixtos Flexibles Globales había conseguido captar algo de más de 7.000 millones de euros a nivel europeo, situándose en la sexta posición a nivel de captaciones por categoría.

El atractivo de estos fondos también se debe a la potencial flexibilidad de sus carteras. Pueden cambiar libremente su distribución de activos para adaptarse de la mejor manera posible a los vaivenes de los mercados. Pueden, por ejemplo, reducir drásticamente su exposición a la renta variable si el gestor considera que las valoraciones de las bolsas están en niveles poco atractivos. Dentro de la renta fija puede privilegiar determinados segmentos en lugar de otros con el fin de sacar la máxima rentabilidad, siempre teniendo en cuenta el riesgo asumido. Sin embargo, si comparamos la evolución de la media de esta categoría con un índice estándar compuesto por 50% de renta variable global y 50% de renta fija global (es el índice compuesto que utilizamos en Morningstar para comparar el comportamiento de esta categoría), el resultado es bastante pobre.

Como muestra la siguiente ilustración, los fondos mixtos, en su conjunto, no han sido capaces de batir a ese índice de referencia en casi ninguno de estos últimos 10 años (el año 2007 fue la única excepción).  Y eso que la volatilidad durante ese periodo no ha sido significativamente mayor en el caso del índice de referencia. Ahora bien, que la categoría presente unos resultados decepcionantes no significa que no haya fondos interesantes (y, además, españoles) como los que destacamos a continuación.

 

CARTESIO Y

Estrategia: Este fondo es una sólida alternativa para inversores en busca de una exposición flexible a renta variable.

Equipo: Vemos de forma positiva la estabilidad, experiencia y estilo de inversión de los tres gestores, Juan Bertrán, Álvaro Martínez y Cayetano Cornet. Seguimos manteniendo una opinión máxima sobre el equipo. Recientemente la gestora contrató a un analista senior, Ignacio Sanz, que cuenta con 10 años de experiencia en análisis sell-side en UBS. Hará de mentor y supervisará a los otros dos analistas del equipo, contratados en 2013.

Construcción de cartera: Hay dos componentes principales en el proceso de inversión. Por un lado, la visión macro de los gestores, que afectará al porcentaje de la cartera invertido en liquidez, y que se forma con diferentes fuentes de información. Este tipo de apuesta es probablemente la parte del proceso donde es más complicado acertar consistentemente, si bien esto aplica a todos los fondos mixtos con flexibilidad. El otro componente de la cartera es la selección de valores. Con una visión a largo plazo buscan compañías con valoraciones bajas (metodología de Descuento de Flujos de Caja), fortaleza financiera, fuerte generación de caja, buena calidad de marca y cuyo punto en el ciclo sea atractivo. Históricamente el fondo no suele estar en áreas "calientes" del mercado y en la última década no ha participado en las subidas y caídas experimentadas por áreas como mercados emergentes, small-caps o petróleo. La cartera está principalmente centrada en el universo de compañías europeas. Un pequeño porcentaje de la misma (5-10%) puede estar invertido en derivados de baja complejidad; esto se hará normalmente para modificar la exposición a renta variable mientras se meditan decisiones a largo plazo o para comprar protección cuando resulte más barato o más rápido que hacerlo en mercado directo.

Gestión del riesgo: El Cartesio Y batió a sus competidores en 2013, 2014 y 2015 gracias a una mayor exposición en acciones y una fuerte acertada selección de compañías. Esta sólida rentabilidad a medio plazo reafirma la excelente rentabilidad del fondo a largo plazo; desde su lanzamiento en febrero de 2004, se sitúa en el primer decil de su categoría en términos de rentabilidad ajustada por riesgo (Morningstar Risk-Adjusted Return), un resultado impresionante.

Precio: El fondo cobra una comisión de gestión muy baja, de la mano de una comisión sobre rentabilidades que creemos podría estar mejor estructurada. Dicho esto, históricamente el fondo ha cobrado unos costes totales menores que la media de fondos en su categoría, que es otra ventaja competitiva para este producto.

 

BELGRAVIA EPSILON

Estrategia: El fondo invierte en renta variable y liquidez (repos) de forma flexible. El peso en renta variable (5-90%) dependerá de su visión sobre las oportunidades presentes en el mercado, pero históricamente ha estado en torno al 55% de media. El proceso se basa en la selección de valores por criterios fundamentales con un factor macro para decidir el posicionamiento general de la cartera y para hacer un filtro de ideas en las que centrar su análisis. Tras ese filtro y tras un modelo multifactorial que definirá en qué compañías quieren seguir profundizando, el equipo hará análisis fundamental detallado sobre las compañías candidatas.

Equipo: Carlos Cerezo gestiona esta estrategia desde 1999. Cerezo, que es el Director de Inversiones y fundador de Belgravia, cuenta con más de 20 años de experiencia. Rodrigo Utrera, uno de los dos analistas senior que daban apoyo a Cerezo desde 2005, dejó la firma en marzo de 2015. Más tarde, en septiembre del mismo año, Belgravia Capital anunció el nombramiento de José Luis Palma como cogestor del fondo: Palma lleva trabajando con Cerezo desde 2011 y es un analista experimentado.

Construcción de cartera: La cartera se mueve con bastante frecuencia por lo que el posicionamiento y nivel de inversión pueden cambiar en cuestión de semanas. El gestor utiliza futuros sobre el Eurostoxx 50 como cobertura y para modificar el nivel de inversión.

Gestión del riesgo: El gestor es pragmático a la hora de evaluar qué cosas analizar en cada compañía según sus características de negocio y la situación del mercado en general. Por tanto, el posicionamiento general del fondo varía según las perspectivas de mercado del equipo. Es una estrategia muy activa y las posiciones entran y salen en cartera con mucha frecuencia, lo que genera una alta rotación en cartera y unos costes asociados a ella. Los controles de riesgo son sólidos: se miden diariamente, engloban diversas fuentes potenciales de riesgo y son muy estricto.

Precio: El fondo cobra una comisión sobre rentabilidades positivas del 9% (con highwatermark) que no es ideal y puede incrementar sus gastos totales en años como ocurrió en el 2013 o más recientemente en el 2014. Por otro lado, la comisión de gestión del fondo es menor que la media, e históricamente no ha sido un fondo caro frente a competidores, luego nuestra valoración en este sentido es neutral.

 

 

RENTA 4 NEXUS

Estrategia: La cartera de este fondo mixto varía su perfil de forma flexible según las convicciones del gestor.

Equipo: El fondo está liderado por Miguel Jiménez desde su lanzamiento en 2011. Jiménez nos parece un gestor sólido y se centra en la gestión de este fondo y de una estrategia similar de menor riesgo (Renta 4 Pegasus). Además, invierte personalmente en este fondo, lo que alinea sus intereses con los inversores.

Construcción de cartera: El proceso de inversión es totalmente flexible, por lo que el gestor posicionará la cartera en distintos tipos de activo según sus convicciones top-down o macro en cada momento. La exposición a renta variable se mueve con frecuencia y puede ir de un 0% a 100%, si bien históricamente no ha pasado del 75%. Dentro de renta variable, invierte principalmente en compañías europeas y el posicionamiento de cartera por estilo, capitalización, sectores o países ha variado significativamente a lo largo del tiempo. En renta fija también puede cambiar el tipo de inversiones en cartera, que ha incluido liquidez, depósitos, pagarés, deuda corporativa, deuda high-yield, y de forma residual, bonos gubernamentales. Es un tipo de proceso con el que es complicado acertar consistentemente, pero pensamos que explota las capacidades del gestor.

Gestión del riesgo: La ejecución por parte de Jiménez desde su lanzamiento hasta ahora ha sido buena, y la rentabilidad ajustada por riesgo del fondo ha sido en conjunto significativamente mejor que la media de su categoría.

Precio: El fondo cobra una comisión de gestión baja, aunque también otra sobre rentabilidades positivas cuya estructura nos parece mejorable; este es un aspecto neutral en nuestra valoración del producto.

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor Fernando Luque

Fernando Luque  es el Senior Financial Editor de www.morningstar.es