Comparativa de ETF : MSCI Japan

Hemos analizado los diferentes ETFs europeos especializados en el mercado japonés 

Valerio Baselli 04/05/2016

Japon, la tercera economía más grande del mundo, ha luchado durante gran parte de las últimas tres décadas contra unas presiones deflacionarias persistentes y la carga de la deuda pública, un entorno generado principalmente por los bajos niveles de crecimiento y el envejecimiento de la población.

A finales de 2012, el primer ministro, Shinzo Abe, anunció el lanzamiento de un conjunto de estímulos fiscales, de flexibilización monetaria y de reformas estructurales para revitalizar la estancada economía del país. El efecto directo de estas políticas, conocidas como "Abenomics", ha sido una fuerte caída en el yen.

A partir de entonces los mercados reaccionaron favorablemente. El índice MSCI Japan subió un 54% (en moneda local). La debilidad del yen ha tenido un impacto particularmente significativo en las empresas orientadas a la exportación como Toyota o Sony, que generan el 70 % y el 80 % de sus ingresos en el extranjero. Durante el período febrero 2013 - febrero 2015, las acciones japonesas superaron a las acciones globales - medidas por el MSCI World – en 7,1 % anualizado.

La realidad, sin embargo, es que el crecimiento del PIB sigue siendo escaso y las presiones deflacionarias persisten. Por lo tanto, en un esfuerzo adicional para aumentar aún más la demanda interna y promover la inversión de capital, el Banco Central de Japón ha introducido tasas de interés negativas a principios de 2016.

A pesar del estancamiento económico, el sector industrial - muy importante en el índice de valores nacional - es todavía uno de los más avanzados e innovadores en el mundo, ya sea en automoción, bienes de capital (robótica) o tecnología de la información y de la salud.

De cara al futuro, el Acuerdo Transpacífico de Asociación de Libre Comercio debería ser beneficioso para la economía japonesa, con cambios importantes en algunas de las industrias más protegidas. De hecho, otras medidas adoptadas por el gobierno incluyen la mejora de la flexibilidad y de la productividad de la mano de obra que se ve obstaculizada por la seguridad del empleo a largo plazo, los salarios basados en la antigüedad, la limitada participación de las mujeres en la fuerza de trabajo y los sindicatos de empresas.

El índice

El MSCI Japan mide la rentabilidad de los segmentos de capitalización grande y mediana de la bolsa japonesa. Con 300-325 valores, este benchmark abarca aproximadamente el 85 % de la capitalización de mercado ajustado por el free float. Los componentes deben cumplir con los criterios mínimos de liquidez y las restricciones a la propiedad extranjera. El índice está muy diversificado en industrias. En la actualidad, las mayores exposiciones son los valores de consumo cíclico (aproximadamente 20%), los valores industriales (18%) y los servicios financieros (12%). A nivel de compañías, Toyota es la que más pondera con un peso del 5 %, seguido de Mitsubishi UFJ Financial Group (2%). Todos los componentes restantes tienen un peso inferior al 2%.

La oferta europea

Los inversores del Viejo Continente tienen a su disposición 14 ETFs que ofrecen exposición directa al MSCI Japan, incluyendo también las variantes "ISR". 

Nuestro equipo de ETFs ha analizado 3 de estos productos.

El fondo iShares Core MSCI Japan IMI UCITS ETF (EUR) utiliza la técnica de replicación física optimizada para replicar la rentabilidad del índice. En concreto, el ETF adquiere un conjunto de valores seleccionados con el fin de crear una cartera suficientemente similar a la del índice de referencia, pero con un menor número de componentes, para optimizar los costes de transacción. iShares puede realizar préstamo de valores (hasta el 100% de la cartera). En este sentido, BlackRock, su empresa matriz, actúa como gestor de inversiones. Las operaciones de préstamo están cubiertas por una garantía, representada por una cesta que cumple con las reglas UCITS, cuyo valor (calculado sobre una base diaria) es mayor que la de los valores prestados. Los ingresos procedentes del préstamo de valores se distribuyen sobre una base de 62,5/37,5 entre el ETF y BlackRock. El fondo prestó un 16,28% de media, con un máximo del 39,87% en 2015, lo que ha generado un rendimiento de 0,04%. Los gastos anuales son de 0,20%, entre los más bajos de la categoría.

El iShares MSCI Japan UCITS ETF (Dist) también utiliza la técnica de replicación física optimizada y puede realizar préstamo de valores hasta el 100 % de la cartera. Este ETF, sin embargo, cobra unos gastos del 0,59%.

El fondo db x -trackers MSCI Japan Index UCITS ETF (CD) 1C (EUR) sigue al índice con una réplica física completa. El fondo realiza préstamo de valores para ayudar a mejorar el rendimiento, cuyos unos ingresos brutos se dividen un 70/30 entre el fondo y Deutsche Bank AG. Aunque esta actividad puede ayudar a compensar íntegramente el coste, también expone los inversores al riesgo de contraparte. Para proteger el fondo se le pide a los prestatarios de proporcionar garantías que  excedan del valor del préstamo. En general, no se podrá prestar más del 50 % de los activos del fondo. Los costes anuales del 0,50 % son superiores a la media de la categoría .

 

 

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Valerio Baselli

Valerio Baselli  es Editor de Morningstar en Italia y Francia.

Confirmación audiencia


Nuestro sitio utiliza cookies y otras tecnologías para personalizar su experiencia y comprender cómo usan el sitio usted y otros visitantes. Ver 'Consentimiento de cookies' para más detalles.

  • Otros sitios web de Morningstar
© Copyright 2018 Morningstar, Inc. Todos los derechos reservados.      Términos de Uso  y nuestra      Política de privacidad    Consentimiento de cookies