Para seguir utilizando esta página web debe permitir el uso de cookies en su equipo. Haga clic aquí para tener más información sobre nuestra política de cookies así como los tipos de cookies que utilizamos.

Tercer Trimestre 2015: Flujos Europeos en ETFs

Fuertes entradas de dinero en ETFs durante el tercer trimestre a pesar del mal comportamiento de los mercados

Jose Garcia-Zarate 14/10/2015

El mercado europeo de ETFs recobró impulso en el tercer trimestre de 2015, con unos flujos netos estimados de unos 17.700 millones de euros. Históricamente este ha sido el segundo trimestre más fuerte, sólo superado por el primer trimestre de 2015, cuando las entradas netas alcanzaron una cifra impresionante de 31.000 millones de euros.

Este es un resultado muy positivo teniendo en cuenta el aumento de la volatilidad en los mercados financieros. El tercer trimestre fue testigo de renovadas preocupaciones sobre la salud de la economía global debido a lo que se percibe como una desaceleración mucho más rápida en las economías emergentes, en particular en China.

A pesar de toda la turbulencia experimentada por los mercados de renta variable durante el período, los inversores pueden haber encontrado consuelo en el hecho de que la Reserva Federal haya tenido en cuenta las tendencias económicas globales - y no sólo de Estados Unidos – para tomar sus decisiones, asumiendo, por lo tanto, en efecto, el papel de banco central mundial y no sólo de Estados Unidos. Al mismo tiempo, el Banco Central Europeo ha mantenido su postura ultra acomodaticia, mientras que las lecturas macro de la Zona Euro han sugerido un buen nivel de resistencia frente a los problemas de los mercados emergentes.

El desglose trimestral por clase de activo muestra una clara preferencia por la exposición a renta variable, con unas entradas netas de 12.600 millones de euros durante el periodo, comparado con 900 millones de euros en el segundo trimestre. La renta fija cosechó unos buenos datos, con unas suscripciones netas de unos 4.400 millones de euros, frente a los 1.600 millones de euros del trimestre anterior. Mientras tanto, la caída de los precios de las materias primas llevó a los inversores a liquidar cerca 900 millones de euros en ETFs con exposición a esta clase de activos.

 Fuente: Morningstar Direct

 

La renta variable de mercados desarrollados sigue siendo la preferida de los inversores

Los datos de flujos para el trimestre continuaron mostrando las acciones de los mercados desarrollados como la apuesta de inversión preferida de los inversores europeos en ETFs. En el otro lado del espectro, los ETFs de renta variable de mercados emergentes siguieron registrando salidas netas.

Según nuestros cálculos, las tres categorías más demandas fueron la Renta Variable de la Zona Euro de Gran Capitalización (4.500 millones de euros de entradas netas), la Renta Variable USA de Gran Capitalización (2.600 millones de euros) y la Renta Variable Europa (es decir, la Zona Euro más Reino Unido, Países Nórdicos y Suiza) de Gran Capitalización (2.600 millones de euros).

Los grandes índices de renta variable siguen dominando el panorama europeo de ETFs. Los ETFs que replican al EURO STOXX 50, S&P 500 y al índice MSCI Europe - para las grandes apuestas geográficas - o al DAX y al FTSE 100 - para la exposición a un solo país – se situaron en los primeros puestos de la lista de top-20 para el trimestre.

El mercado de renta variable desarrollado que cayó en desgracia en este tercer trimestre en relación con trimestres anteriores fue Japón. Los inversores europeos pueden haber perdido la paciencia con promesas no realizadas de una reactivación económica, un asunto no poco importante dada la mayor vulnerabilidad de país nipón ante la desaceleración de la economía china.

El aumento de la exposición a renta fija en el tercer trimestre parece temporal y no estructural

A pesar de los buenos flujos netos en ETFs de renta variable de la mayoría de mercados desarrollados, los datos trimestrales también desvelan que los inversores han querido cubrir ese riesgo aumentando sus posiciones en renta fija. El grueso de las entradas fue a parar a  ETF de bonos gubernamentales, sobre todo aquellos que ofrecen exposición en la parte corta del espectro de vencimiento.

Esto indica que los inversores no han estado buscando rendimiento - lo que habría hecho alusión a un motivo más estructural para invertir en renta fija - sino más bien una póliza de seguros para capear la volatilidad en los mercados de renta variable. No hay que sorprenderse si un buen número de estas posiciones de renta fija se deshagan en el cuarto trimestre si la volatilidad del mercado disminuye.

Unas fuertes entradas eclipsadas por rentabilidades negativas

En su conjunto el año 2015 está siendo un año excelente para la industria europea de los ETFs. A la espera del último trimestre, el total de dinero nuevo que ha llegado a los ETFs asciende ya a 52.800 millones de euros. Esto es 1.800 millones de euros por encima del máximo histórico anual de 51.000 millones del año 2008. Habría que ver a un giro negativo sostenido de los flujos en el cuarto trimestre para que la industria no lograra un nuevo máximo anual.

La dinámica de flujos positivos se ha visto, sin embargo, compensada por unas pérdidas de capital. La rentabilidad de los mercados financieros en estos dos últimos trimestres (en particular la de los mercados de renta variable) ha sido bastante decepcionante. Como resultado, el total de activos bajo gestión en ETFs domiciliados en Europa al final del tercer trimestre ascendieron a 430.000 millones de euros, unos  31.000 millones de euros por debajo del récor alcanzado en mayo con 461.000 millones de euros. 

 

 Fuente: Morningstar Direct

¿Cree que lo sabe todo sobre inversiones? Haga clic aquí para comprobarlo con nuestro test Morningstar Investing Mastermind.

Sobre el Autor

Jose Garcia-Zarate  is an ETF analyst with Morningstar UK.